23 errores financieros que debes evitar a toda costa

¿Llevas un control de gastos?,¿llegas a fin de mes sin dinero? Para que esto no pase, evita errores comunes. No hay que engañarse: lamentablemente, la gente sabe poco o muy poco de economía. Y esta poca formación conduce de manera inevitable a la toma de pésimas decisiones económicas. En el

Ver artículo completo

¿Llevas un control de gastos?,¿llegas a fin de mes sin dinero? Para que esto no pase, evita errores comunes.

No hay que engañarse: lamentablemente, la gente sabe poco o muy poco de economía. Y esta poca formación conduce de manera inevitable a la toma de pésimas decisiones económicas.

En el fondo, la gestión de la economía doméstica es sencilla. Solo hay una regla: no gastar más dinero del que se ingresa. Sin embargo, esto es fácil de decir pero no tan fácil de poner en práctica, sobre todo si se comienza a acumular un error financiero tras otro.

Lógicamente, la única manera de evitar estos errores es conociéndolos de antemano. Y precisamente es la razón por la que te ofrecemos esta lista de errores financieros comunes que deben evitarse.

1. Gastar más dinero del que se ingresa. Esto es es fundamental; hay que adaptar el estilo de vida a al nivel de ingresos, y no al revés.

2. No ahorrar cada mes al menos el 20% del salario. Si el objetivo es alcanzar la libertad financiera yo te diría que la tasa de ahorro debería ser al menos el doble de esta cifra.

3. Financiar con deudas compras no urgentes. Y esto es lo que se debería pagar con el dinero ahorrado previamente. Hay que aprender a combatir la inmediatez.

4. Tener varias tarjetas de crédito. Lamentablemente se las usa en modo revolving y que se lo llama de forma equivocada “gastos inesperados” o “emergencias”.

5. Comprar una casa mucho más cara. Esto es lo que realmente se puede permitirse con una hipoteca a 30 o 40 años que esclavizarán hasta el día de la jubilación.

6. Renovar el auto cada 4-8 años. Esto se hace con la excusa que si se espera más este perderá valor residual. No hay que engañarse; quien pierde dinero haciendo esto es uno mismo.

7. Cambiar de smartphone cada 2 o 3 años . En este caso, se podría financiar con la operadora telefónica en cómodos plazos sin intereses.

8. No empezar a invertir los ahorros por miedo a que “pase algo”. Esto hará que se pierda el dinero que tanto ha costado ahorrar.

9. No contar con un seguro de vida. Como suele decirse, mejor tenerlo y no usarlo que necesitar usarlo y no tenerlo.

10. No planificar los gastos con un presupuesto. Lo de vivir a lo loco como si no hubiese un mañana hay que dejarlo para los adolescentes.

11. Comprar cosas que se sabe que no se necesita. Para ello, existen alternativas más baratas e igual de válidas simplemente porque se cree que darán mayor status.

12. Olvidar las fechas de renovación y de pago de los  seguros. Estos son los que se tienen contratados (vida, hogar, auto, etc.).

13. No revisar como mínimo una vez al año los precios con los proveedores. Esto tiene que ver con electricidad, telefonía, internet, seguros, etc.

14. Preocuparse más por pagar la educación de los hijos que por ahorrar. Entonces, para cuando llegue la jubilación no habrá dinero. La claves es empezar a planear la jubilación desde joven.

15. Creer en el concepto de “dinero rápido” . Esto se hace porque se considera un fracasado y por no ser capaz de conseguirlo. Internet y los marketers de moda está haciendo mucho mal en este sentido.

16. Creer que se necesita más. Esto es a más cosas en lugar de tomar la decisión firme de adoptar una vida minimalista.

17. No aprender un poco de economía cada mes. El acceso a la información hoy en día es bestial. Y tú sentado en el sofá.

18. Comer fuera de casa. Mayormente se gasta dinero en bares y restaurantes, mucho más veces de las que debería.

19. Creer que si se ganó más dinero se solucionarían todos los problemas. La verdad es que el verdadero problema no son los ingresos, sino los gastos.

20. No saber el saldo exacto de las tarjetas de crédito. Este error puntúa doble si justo en este momento tampoco sabes el saldo exacto de tu cuenta corriente.

21. No darle importancia a los gastos hormiga. veamos: tomar un café en el bar o la botella de agua de la máquina de vending de la oficina. ¿Has calculado lo que suman en un año?

22. Usar el vehículo más a menudo. Y esto se hace generalmente y además de conducirlo de manera ineficiente.

23. Pagar una cuota mensual o anual por membresías que realmente no se utiliza. Por ejemplo, el gimnasio, cable, revistas o Netflix.

Vía: weforum.org

Sobre Pedro O 28482 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados