3 increíbles historias de éxito que debes conocer

Las historias de éxito están en todas partes y leerlas nos ayuda a no perder la motivación y concentración por eso que queremos. Acompáñanos en esta publicación y conoce increíbles historias de éxito y superación.

Ver artículo completo

El camino al éxito es un pasaje difícil, lleno de obstáculos y plagado de condiciones adversas que hacen desistir a muchos entusiastas que desean recorrerlo. Si triunfar fuese sencillo, entonces todos conseguirían lo quieren sin mayor esfuerzo. Es por ello que detrás de cada historia de éxito, hay un arduo trabajo.

El eterno soñador

Antes de convertirse en la leyenda que es actualmente, nadie pensaba que Walt Disney pudiese cumplir sus sueños o llegar a ser alguien en la vida.

En 1919, lo despidieron de su trabajo en un periódico local porque el editor consideraba que sus ideas no eran lo suficientemente buenas y le hacía falta imaginación.

Posteriormente, en 1920, Disney formó un pequeño negocio con otro dibujante. Sin embargo, tuvo que abandonarlo porque no ganaban lo suficiente. Además, la gente constantemente le decía que jamás podría triunfar ni hacer dinero con una empresa de esa área.

Pero él sabía que tenía buenas ideas, incluso si lo tildaban de loco por ellas. Así que decidió seguir su sueño, hasta que años más tarde pudo fundar su propio estudio de animación.

No obstante, aunque tuvo éxito, los beneficios no eran muchos y no alcanzaba para pagar los altos sueldos de los empleados. Las deudas aumentaron y el estudio fue a la quiebra.

Entonces, Disney optó por moverse a Hollywood, donde, por desgracia, uno de sus socios le robó al primer personaje con el que tuvo éxito: Oswald, el conejo afortunado.

Cualquiera se habría rendido de inmediato tras esa sucia jugada, pero no fue el caso de Walt. El dibujante siguió adelante y, tiempo después, creó al famoso Mickey Mouse, la mascota de la actual empresa multimillonaria. Hoy en día, Disney es una de las empresas más exitosas de la industria cinematográfica.

El maestro del horror literario

Muchos fanáticos del género de terror lo han leído, o ha visto las numerosas películas inspiradas en sus novelas. No obstante, pocos saben cómo Stephen King se convirtió en uno de los escritores más famosos del mundo.

A la edad de dos años, su papá lo abandonó a él y a su hermano mayor, por lo que su madre tuvo que hacerse cargo de ambos. Como tenían pocos recursos, ella trabajaba  a tiempo completo y les daba libros prestados de la biblioteca para que ambos se mantuviesen entretenidos en su ausencia.

Para estudiar en la universidad, el escritor pasó por diversos trabajos. Durante clases, algunos compañeros se burlaban de él porque sus zapatos estaban rotos o porque llevaba sus libros atados con un cinturón. Cada mes, su mamá solo le mandaba 5 dólares, ya que era lo único que podía enviar.

Stephen escribió numerosos cuentos que envió a diversas revistas estadounidenses mientras trabajaba como profesor. Todos fueron rechazados.

Cuando escribió su primera novela, Carrie, pensó que no era buena y la lanzó a la basura. Por suerte su esposa recuperó la obra y lo animó a seguir escribiendo.

King recuperó la confianza y envió su texto a una editorial que pronto le llamó para comprarle los derechos de autor por dos mil quinientos dólares. Fue allí cuando su carrera se catapultó y desde entonces ha publicado éxitos como It, Cujo, Misery, entre otros.

La activista de derechos humanos

Malala Yousafzai nació y creció en el valle del río Swat, en Pakistán. Su padre es maestro y de él heredó la pasión por defender el derecho a la educación.

Cuando los talibanes ocuparon su hogar y prohibieron que las niñas asistieran al colegio, Malala, con tan solo 12 años, escribió un blog bajo el pseudónimo de Gul Makai, donde denunció y expresó su rechazo hacia estas medidas.

En 2012, la joven fue víctima de un atentado perpetrado por el régimen del Tehrik-i-Taliban. Los militantes subieron al autobús escolar donde ella estaba y le dispararon con un fusil, alcanzando su cráneo y el cuello. Afortunadamente, Malala sobrevivió.

Pasó aproximadamente tres meses en estado crítico y tuvo que exiliarse a Londres por las amenazas de sus agresores, quienes aseguraban que volverían a intentar matarla de ser necesario.

Tras su recuperación, recibió en 2014 el premio Nobel de la Paz, siendo la candidata más joven en recibirlo con tan solo 17 años. Asimismo, hoy en día es la voz defensora de la educación y el empoderamiento de las niñas.

A pesar de lo complicado que puede llegar a ser el camino al éxito, no es imposible. Solo aquellos que están dispuestos a hacer lo que quieren y a no poner excusas, son quienes realmente lo consiguen. Los fracasos no determinan a la persona, sino el cómo se enfrenta a ellos y deciden superarlos.

Artículos Relacionados