Conoce los 10 mandamientos del marketing (Parte 1)

3

Muchas empresas saben que en el entorno del marketing hay una serie de reglas básicas que se tienen que cumplir como por ejemplo: sacar adelante una empresa, lanzar productos y lograr resultados no es un asunto de azar, sino que tiene que ser el fruto de experiencia, planificación y mucho trabajo.

A continuación veremos 10 mandamientos para tener en cuenta en nuestro marketing:

1. Has de comprender que la percepción es la realidad: La única realidad que importa es la que ya está en la mente de un posible cliente. De eso trata la proposición. No consiste en crear algo nuevo y diferente, sino manipular lo que ya está en la mente del consumidor y unir de nuevo las conexiones que ya existen para generar un punto de diferencia frente a la competencia.

2. No cometerás el error de “yo también”: Mucha gente cree que el problema básico en el marketing está en convencer al posible cliente de que su producto o servicio es el mejor. Puede que no seamos los primeros, pero seremos los mejores. Y puede que sea cierto, pero llegar tarde a un mercado y tener que enfrentarse con marcas ya establecidas, grandes y conocidas, esa estrategia no vale. Independientemente de las cualidades objetivas de un producto, la gente percibe la primera marca como algo superior y el marketing es una guerra de percepciones, no de productos.

3. Serás consciente de lo que estás vendiendo: Definir el producto de una categoría de forma simple y comprensible es algo esencial antes de vender. Las empresas en esta caso, tanto grandes o pequeñas, suelen tener problemas a la hora de describir sus productos, y más aún cuando se trata de nuevos productos tecnológicos o en nuevas categorías. Pero los grandes éxitos de marketing vienen de las explicaciones más básicas, y a la vez más potentes, del producto que se ofrece.

4. Has de comprender que la verdad no se revelará: No entender que el marketing es una guerra de percepciones acaba con miles de nuevas empresas cada año. Los profesionales de marketing se obsesionan con la investigación y los datos, analizan la situación para ver si la verdad está de su parte y cuando saltan al ring del marketing se apoyan en la seguridad de que tienen el mejor producto, y este es el que gana. Pero lo cierto es que esto no es más que una ilusión.

5. No codiciarás la idea de tu prójimo: Una idea de “yo también”, igual que una estrategia de “yo también”, no funciona. Dos empresas no pueden ocupar el mismo espacio o el mismo concepto en la mente del consumidor. Cuando una marca posee una palabra o un concepto de la mente del consumidor, no sirve de nada intentar convertirse en esa misma idea.

Ir a parte 2

Fuente: Marketing Directo


Artículos Relacionados