Ten cuidado con las malas practicas en la web (Parte 1)

1

Sobrevivir en Internet no es nada fácil. Muchas empresas creen que con tener presencia en la red es más que suficiente, pero para que ello de sus frutos y puedan seguir permaneciendo con el tiempo, es necesario saber cómo relacionarse y mantener activa la participación.

 Desligar la reputación online de la offline: reputación solo hay una. Hay que tratar la reputación como un todo y tener muy en cuenta que es en la interacción con el cliente en la vida real donde nos jugamos realmente la reputación.

Ponerse como objetivo el número, no la calidad: Es preferible que te sigan pocas personas, pero verdaderamente interesadas en conocer lo que haces, que tener una audiencia enorme pero evidentemente desinteresada por ti.

Contestar por contestar: La gente busca un trato humano y cálido, quiere ver empresas dejándose la piel en el ruedo, dando un poco más de sí mismas en cada interacción y, sobre todo, aportando soluciones reales y no un simple “vamos a mirarlo” cuando proceda.

Ser impulsivo: Mejor pensárselo un poco y no dejarse llevar por la urgencia: en Internet las palabras no se las lleva el viento y quedan para siempre, afectando a la percepción que los demás tendrán de tu negocio.

Abrir perfiles fraudulentos: Si alguna vez has pensando en abrir perfiles falsos para comentar, ¡olvídalo! El usuario de Internet los detecta con facilidad y la empresa baja un montón de puntos en cuanto a reputación ante sus ojos. Es mucho más productivo invertir esfuerzo y tiempo en ser mejores en la vida real.

Sigue leyendo: Parte 2

Fuente: muypymes


Artículos Relacionados