Técnicas para persuadir a tus clientes en la web

¿Tienes una página web pero aún no logras conseguir clientes? Visita nuestra publicación y descubre las técnicas más eficaces para convencer a tus clientes ha hacerse con tu producto o servicio.

Ver artículo completo

Estudios psicológicos y de neuromarketing han demostrado que buena parte de las decisiones son tomadas de forma no consciente. Esto indica que los factores sociales, personales y culturales inciden en el cliente cuando va a decidir si comprar un producto o no, incluso más que el deseo o la necesidad.

En internet, la competencia cada día se vuelve más dura. Lo novedoso pasa a ser obsoleto en cuestión de segundos, y los usuarios tienen un mayor criterio y potestad para decidir qué consumen y en quién confían su dinero. Es por ello que muchos especialistas del marketing digital han recurrido a diversas estrategias para persuadir a los clientes.

La persuasión

Es la habilidad que tienen los humanos de reforzar, cambiar o formar actitudes de otras personas mediante la comunicación.

No es lo mismo que manipulación, ya que en la persuasión se gesta un deseo, o se intenta convencer al interlocutor haciéndole notar que la opción que le propones es la mejor, sin hacerlo sentir coaccionado. Es decir, sin recurrir a la violencia física o verbal y usando únicamente refuerzos positivos.

Ten un diseño claro y sencillo

Google ha realizado estudios que revelan que a los internautas les toma un aproximado de cincuenta milisegundos para hacerse una primera impresión de los portales web que visitan. Y las primeras impresiones son las que más importan. Es por ello que es fundamental que el diseño genere confianza en quien lo mire.

Para lograr llamar la atención, la imagen de la marca debe ser agradable a la vista. Además, la plataforma online tiene que ser fácil de comprender y cómoda para el manejo del usuario.

La clave del éxito está en la simpleza. Se deben transmitir las ideas de lo que se quiere vender de forma clara, un call to action para que los clientes entiendan rápidamente qué encontrarán.

Agrega emociones a los textos

La Universidad de Princeton demostró en 2013 con una investigación que con solo leer una emoción contagiosa, esta se propaga en el organismo gracias a las neuronas espejo. Es por esto que es necesario añadirlas en los contenidos que se van a publicar, para generárselas a los clientes potenciales.

Por lo general, suelen usarse numerosos adjetivos para lograr este cometido. Pero estos no transmiten emociones. Los que sí lo hacen son los verbos emocionales como amar, emocionar, ilusionar, apetecer, entre otros.

El buen uso de las imágenes

Una imagen adecuada puede transmitir más que un texto explicativo. Sin embargo, existen millones de imágenes en internet, por lo que elegir la adecuada, aquella que porte la esencia del negocio y se la haga entender al cliente, es una tarea difícil.

En estos casos de indecisión, los profesionales establecen que el emprendedor debe seleccionar una en la que aparezcan personas. De este modo, el usuario se sentirá más identificado. También sirven aquellas donde salgan partes del cuerpo humano como manos o pies.

Las imágenes abstractas deben evitarse a toda costa, ya que no transmiten ideas concretas. Igualmente, para romper con la monotonía, el emprendedor puede elegir fotos con paletas de colores en las que predomine el contraste.

Así como estas estrategias, también hay muchas otras que son eficaces para convencer al público. Todo es cuestión de buscar la apropiada para la estrategia que desee utilizar la persona.

Artículos Relacionados