¿Vender para ganar o para satisfacer a tus clientes?

Preguntate si estás vendiendo para ganar dinero o para satisfacer a tus clientes, necesitas tener el objetivo claro para que todo pueda tener un enfoque mucho más específico.

Ver artículo completo

Resulta todo un dilema cuando te cuestionas sobre tal premisa, porque luego de ella llegan mil preguntas más como ¿Vendo productos de calidad? O ¿Vendo solo para vivir? Son de las comunes, no se trata de obtener ganancias solamente, es más de lograr satisfacer las necesidades de todo aquel que se acerca para comprar, y así ir generando una clientela.

Muchos dejan de lado este punto, y le dan poca importancia a los clientes, que equivocados están, pues son ellos quiénes hacen que el negocio surja a ellos son a quienes debes satisfacer en cada ocasión.

Vender para ganar

Las ventas se realizan sin tomar en consideración lo que puedan decidir los clientes, solo importan los números. Aunque no lo creas, este tipo de ventas tiene demasiado éxito pero porque al principio se logra enganchar al cliente, luego al tener esas estadísticas altas lo olvidan. Es el peor error que puedes cometer, necesitas mantenerlo contento en todo momento y circunstancia.

Vender para satisfacer

Vamos a llamarlas como las ventas dedicadas a cada una de las necesidades que deben suplirse en la clientela, aunque los productos no sean del todo conocidos o no generen ingresos tan altos por su precio. Siempre van a tener una estabilidad, un ingreso fijo porque esos clientes estarán contentos y volverán. Asegúrate de preocuparte por el servicio que brindas, es lo vital aquí.

La clientela debe privar siempre

Inconscientemente la clientela es la que te hace la mejor publicidad, si no les das lo que piden, o los tomas sin importancia y sin atender a lo que de verdad quieren entonces no esperes una buena publicidad. Debes ganártelos, pero te los ganas con productos de calidad, ofertando mercancía que de verdad valga la pena y es allí donde venderás para ganar y satisfacer.

Estudia un poco los mecanismos y las estrategias implementadas en tu empresa, y si es necesario cambiarlas. Atender al público puede resultar agotador, pero brindar una sonrisa nunca te arrebatará nada, así que ten la mejor actitud y verás como serás recompensado.

Artículos Relacionados