Reconocer las necesidades del cliente y consumidor

Hoy en día, los clientes exigen cada vez más soluciones a medida y obligan a las empresas a crear modelos de personalización masiva.

Los mercados de uno requieren personal de atención al público capaz de actuar diferentes personajes frente a distintos consumidores.

El consumidor de hoy tiene un comportamiento altamente paradójico: - Se queja de la excesiva oferta, pero exige siempre novedades y variedad.

- Quiere soluciones simples que le sean conocidas, pero demanda que le ofrezcan opciones personalizadas y a su medida.

- Busca siempre buenos negocios y precios, pero exige sentir una experiencia nueva y agradable cada vez…

Ver artículo completo

Reconocer las necesidades del cliente y consumidor

Hoy en día, los clientes exigen cada vez más soluciones a medida y obligan a las empresas a crear modelos de personalización masiva. Los mercados de uno requieren personal de atención al público capaz de actuar diferentes personajes frente a distintos consumidores.

El consumidor de hoy tiene un comportamiento altamente paradójico:

– Se queja de la excesiva oferta, pero exige siempre novedades y variedad.

– Quiere soluciones simples que le sean conocidas, pero demanda que le ofrezcan opciones personalizadas y a su medida.

– Busca siempre buenos negocios y precios, pero exige sentir una experiencia nueva y agradable cada vez que gasta sus ingresos.

Según Carlos García –especialista en Retail Management y presidente de Category Management Inc.– cada cliente con sus demandas particulares se transforma en un “mercado de uno” que exige a las compañías repensar sus estrategias.

“Hoy el consumidor no quiere elegir: quiere lo que busca. La atención que requiere este tipo de cliente no se logra con procedimientos rígidos e inamovibles, semejantes a los modelos de la producción masiva de la revolución industrial.

La atención eficiente de ‘mercados de uno’ demanda una flexibilidad que sólo se puede conseguir cuando el personal que atiende al público sabe ‘actuar’ diferentes personajes frente a diferentes públicos/clientes”, agrega.

Cada “actor” debe conocer entonces las fortalezas y debilidades de su personalidad, para desempeñar de la mejor manera posible el rol del “personaje” que más se adapte al perfil del cliente que debe atender.

En un mercado donde la comoditización de los productos es la regla, la única manera de generar una diferenciación sustancial con la competencia es poner el foco en la “Experiencia de Compra”. Por ello, todos los eslabones de la cadena de valor deben sumar, en pos de generar ese sensible vínculo con el cliente. Todos los “momentos de la verdad” con el cliente deben ser aprovechados.

Fuente: Puro Marketing

Articulos Relacionados