Transforma los defectos de tus colegas en ventajas

Todos hemos tenido, o tenemos, colegas cuyos defectos nos molestan a diario. Pero, aunque estos defectos nos parecen insoportables, existen situaciones durante las cuales puedes transformarlos en una ventaja. Aquí te explico cómo transformar los defectos de tus colegas en ventajas. 1. El gruñón El gruñón encarna el eterno insatisfecho.

Ver artículo completo

colegas defectos

Todos hemos tenido, o tenemos, colegas cuyos defectos nos molestan a diario. Pero, aunque estos defectos nos parecen insoportables, existen situaciones durante las cuales puedes transformarlos en una ventaja. Aquí te explico cómo transformar los defectos de tus colegas en ventajas.

1. El gruñón

El gruñón encarna el eterno insatisfecho. Su mal humor permanente te da ganas de huir cuando lo vez, ya que temes que te contagie su mal humor. Pero puedes sacar provecho de su actitud. En el fondo, los gruñones son buenas personas, dispuestas a escuchar lo que tienes que decir. Si tienes una petición que hacer al directorio de la empresa o a tu jefe hazla a tu colega gruñón, es muy probable que te ayude a defender tu causa.

2. El introvertido

El introvertido evita al máximo tomar la palabra en público y prefiere quedarse en la retaguardia. Su comportamiento puede exasperar cuando la situación precisa un poco de acción. Sin embargo, el introvertido brilla en las tareas de análisis y tiene un gran sentido de la observación. Así que, cuando sales de una reunión de trabajo durante la cual te esforzaste en defender tus ideas y no captaste algunos comentarios de tus colegas, pide a tu colega introvertido que te haga un resumen de la reunión, él, seguramente, no habrá perdido ningún detalle.

3. El chismoso

¿Un rumor circula dentro de la empresa? Es sin duda la obra de tu colega chismoso. A este colega le encanta indagar en la vida de todo el mundo y contar a toda la empresa las últimas “noticias”. Este colega te parece insoportable y temes ser el blanco de su último chisme, sin embargo, puedes aprovecharte de su defecto. En efecto, si fuiste de vacaciones o te ausentaste algunos días y faltaste episodios de la vida de la empresa, pide al chismoso que haga un rápido resumen de los últimos días, lo hará sin hacerse de rogar.

4. El charlatán

Cuando conversas con el charlatán, no puedes abrir la boca, durante el trabajo, te importuna para contarte cualquier cosa, en resumen, te exaspera. Sin embargo, puede sacarte de apuros. Durante un almuerzo de negocios con contactos profesionales, te puede salvar de los silencios. Tu colega charlatán podrá, sin dudas, animar la conversación y ayudarte a romper el hielo.

Dentro de una empresa, siempre hay personas con personalidades diferentes, y a veces, te es difícil trabajar con ellos pero, como te lo expliqué más arriba, puedes sacar provecho de los defectos de tus colegas. Sé más abierto y trata de ver siempre el lado positivo de las cosas.

¿Tienes colegas con estos defectos?

Artículos Relacionados