La tecnología disruptiva ha disminuido a los empleados

Netflix, Uber y Rappi han traído al mundo y al trabajo otras maneras de desarrollarse. Razón por la cual muchos defensores del derecho del trabajo alegan que la tecnología disruptiva ha disminuido a los empleados, y es que el recurso humano si que ha ido disolviéndose en muchas empresas.

Ver artículo completo

La tecnología disruptiva consiste, en aquellos cambios que atacan a sociedad y forman un abismo, entre lo que existía y lo nuevo. Por otra parte, la innovación disruptiva se origina cuando el mundo, está a punto de conocer un producto que marcará un antes y un después.

Todo bien hasta allí, el internet y el mundo tecnológico van dominando el mundo, pero ¿La fuerza de trabajo? ¿Dónde quedan los empleados? Por desgracia, con los grandes inventos la cantidad de empleados va disminuyendo considerablemente.

¿Empresas sin empleados?

Suena muy extraño pensar en esa posibilidad, pero con todos los cambios y la manera como todo puedes hacerlo sin necesitar de un humano, nos permite darlo por hecho en un futuro. Especialmente hay ejemplos vivos de ello, la mano de obra ha ido decayendo, y esto es muy preocupante para quienes defienden el derecho del trabajo.

Como resultado de nuestra premisa, se encuentran empresas que suplantan las comunes. Netflix, Uber, Rappi, las tiendas web de marcas importantes. Al hablar de Uber y Rappi el trabajo humano sigue presente ¿Quién responde por los beneficios de los empleados? No tienen un patrono en concreto, y ello hace que estén desprotegidos.

Beneficios que trae a la empresa

Básicamente la tecnología disruptiva nació como una necesidad de las empresas. Al implantarlas se ahorran entre otras cosas, muchos salarios, porque si se trabaja con la tecnología no necesitas empleados. Por esta razón, es que se ha incrementado el uso de ellas, sin tomar en cuenta los daños que les ocasionan a los trabajadores.

¿Enemiga de los empleados?

Los trabajadores se encuentran apáticos al hablar de las tecnologías disruptivas, y aunque es de entenderse, muchos lo toman como su rival y competencia. Estamos de acuerdo con el paso que da la sociedad, pero no de acabar con los recursos humanos.

El complemento perfecto es la tecnología y la herramienta humana, un robot no puede realizar todo lo que un humano sí. Los conocimientos y las habilidades son propias de nosotros, y los instrumentos como el internet vienen a apoyar.

Artículos Relacionados