Cómo evitar los conflictos entre compañeros de trabajo

Hoy en día, las tensiones entre empleados ocasionan distracciones en las oficinas. Por ello, manejarlas y resolverlas es fundamental para que no deriven en un problema mayor y que perjudique al entorno laboral. Hay muchas personas que se preguntan ¿Cómo reaccionamos ante un enfrentamiento?. En este caso sólo hay 2 opciones el cual

Ver artículo completo

pelea_laboral

Hoy en día, las tensiones entre empleados ocasionan distracciones en las oficinas. Por ello, manejarlas y resolverlas es fundamental para que no deriven en un problema mayor y que perjudique al entorno laboral.

Hay muchas personas que se preguntan ¿Cómo reaccionamos ante un enfrentamiento?. En este caso sólo hay 2 opciones el cual es afrontarlo o evitarlo. Los expertos coinciden en que huir es siempre una mala opción, porque el problema no desaparece, en cualquier momento puede revivir y explotar de manera más agresiva.

La solución llega cuando se averiguan las causas de esas peleas. La mayoría tienen su origen en una lucha de control del poder. Es decir, pura competencia. La mala comunicación interna y una equivocada asignación de los roles de cada miembro del equipo son los principales detonantes.

Por ese motivo, a continuación vemos un manual para afrontar las disputas y no perder la productividad en el trabajo:

1. Mantener un vínculo con tu adversario.

Lo más recomendable para desarticular un conflicto con el compañero de trabajo es establecer un nexo de unión o un objetivo común entre ambas personas. No hace falta que te caigan bien, pero sí hay que crear una relación basada en el respeto mutuo y la cooperación.

2. Diálogo y negociación.

Es importante centrar la conversación en las cuestiones más polémicas tratando de buscar un lado positivo. No debes mostrarte hostil ni agresivo. Afronta la negociación como un proceso en el que todos deben ceder.

3. Pon las cartas sobre la mesa.

Es recomendable que no escondas nada, ni dejes de lado la cuestión más espinosa. Hasta que no salga todo a relucir no llegarán las soluciones, es mejor la sinceridad.

4. Comprende la causa del conflicto.

Hay que hacer un ejercicio por ponerse en la piel del otro. Determina si la controversia guarda relación con intereses o con necesidades. Los primeros son más transitorios y superficiales, mientras que las segundas son más básicas y difíciles de negociar.

5. Reciprocidad.

Es fundamental llegar a un punto de colaboración y cooperación. Ten en cuenta que, por lo general, lo que uno da es lo que recibe.

6. Construye una relación sincera.

Una vez establecido un vínculo y un canal de comunicación hay que cuidar esa relación. Cuando surja una desavenencia abórdala cuanto antes y sé sincero con la persona implicada.

En tu caso, si estas trabajando en una empresa ¿Qué medidas usas para evitar este tipo de conflictos?.

Vía: Expansión

Sobre Pedro O 28469 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados