Tocar guitarra o leer un libro para ser más inteligente

Si se tiene como hábito la buena lectura, se sabe tocar un instrumento musical o se hace ejercicio regularmente, entonces, hay una buena noticia: se está dentro del grupo de personas que cuentan con mayor habilidad para aprender cosas y, por ende, tener una mayor capacidad para elevar el potencial.

Es decir, ser más inteligente.

Durante buen tiempo se pensó que las personas nacían con cierto nivel de inteligencia y que era el tope al que se podía aspirar.

Pero ahora se tienen varios estudios científicos que demuestran que se puede aumentar la inteligencia al aprender nuevas habilidades y, con…

Ver artículo completo

Si se tiene como hábito la buena lectura, se sabe tocar un instrumento musical o se hace ejercicio regularmente, entonces, hay una buena noticia: se está dentro del grupo de personas que cuentan con mayor habilidad para aprender cosas y, por ende, tener una mayor capacidad para elevar el potencial. Es decir, ser más inteligente.

Durante buen tiempo se pensó que las personas nacían con cierto nivel de inteligencia y que era el tope al que se podía aspirar.

Pero ahora se tienen varios estudios científicos que demuestran que se puede aumentar la inteligencia al aprender nuevas habilidades y, con ello, el cerebro podrá crear nuevas conexiones neuronales que lo hacen funcionar más rápido y mucho mejor.

Así que presentamos una lista de ciertas aficiones que pueden elevar el coeficiente intelectual.

Lee también: 7 hábitos para ser más inteligente que las de más personas

1. Tocar un instrumento musical

Tocar guitarra, violín, piano, entre otros instrumentos musicales, ayuda enormemente al aumento de la creatividad, la capacidad de análisis, el lenguaje, las matemáticas, etc.

Los estudios señalan que al tocar un instrumento musical se fortalece el cuerpo calloso que une los hemisferios del cerebro mediante la creación de nuevas conexiones.

Hay que tener presente que un cuerpo calloso que tiene más conexiones ayuda a la resolución de problemas, a la memoria, a las nuevas habilidades y las funciones del cerebro en general, sin importar la edad que se tenga.

2. Leer cualquier libro

Se ha comprobado que la lectura reduce el estrés, la tensión, uno se siente mejor y aumenta la inteligencia. Esto ayuda enormemente a la resolución de problemas de cada día y para interpretar, comprender y responder a los sentimientos de otras personas.

En la oficina, esto significa que se tendrá una mejor comprensión de cómo hacer las cosas y aprender a tener habilidades gerenciales.

3. Hacer ejercicio regularmente

Si se hace una o dos veces al mes, no es efectivo. En cambio, si se ejercita el cuerpo regularmente ( de 3 a 5 veces por semana) ayuda enormemente a que las células se inundan con BDNF, que es una proteína que beneficia a la memoria, el aprendizaje, la atención, la concentración y la comprensión.

4. Aprender un nuevo idioma

Hay que olvidarse de la rutina de resolver crucigramas para mejorar la memoria. En vez de esto, se debe aprender un idioma. Son varios los estudios que demostraron que las personas bilingües son mejores en la resolución de problemas que se pueda tener en la oficina o en el hogar que las personas que hablan un solo idioma.

Lo cierto es que mientras se aprende un idioma el cerebro realiza mejor las tareas mentalmente que son más exigentes.

5. Ejercitar el cerebro

Videojuegos, rompecabezas, acertijos, sudokus, juegos de mesa y actividades similares aumentan la llamada neuro plasticidad. Esto avizora una gran variedad de cambios en las vías neuronales y sinapsis, que son la capacidad que tiene el cerebro de reorganizarse.

Entonces, cuando las células nerviosas responden a nuevos aprendizajes, aumenta la neuro plasticidad, lo que permite tener una mayor capacidad para ver las cosas desde diversos puntos de vista.

Otro detalle: las personas que tienen alta neuro plasticidad son menos propensas a la ansiedad y depresión a la vez que memorizan más las cosas.

Te puede interesar: 4 sitios web que aumentan tu conocimiento y te hacen más inteligente

6. Practicar la meditación

Su practica se ha convertido en un tema interesante para la gente emprendedora que es ambiciosa porque son varios estudios que demostraron que se puede controlar las propias ondas cerebrales y sentir lo que se desee.

Esto significa que, por ejemplo, uno se sienta más fuerte mentalmente justo antes de tener una importante negociación, tener mayor confianza al pedir un aumento de sueldo y ser más convincente al momento de vender algo al cliente.

Vía: eureka-experts.com
Foto:footage.framepool.com

Articulos Relacionados