La productividad laboral del Perú entre las más bajas de Latinoamérica

El tema favorito de las empresas, la productividad, se ha convertido en los últimos años en un dolor de cabeza para las economías latinoamericanas, las cuales se ubican después del puesto 43 a nivel mundial en la medición que realiza The Conference Board Total Economy. En la lista se muestra

Ver artículo completo

El tema favorito de las empresas, la productividad, se ha convertido en los últimos años en un dolor de cabeza para las economías latinoamericanas, las cuales se ubican después del puesto 43 a nivel mundial en la medición que realiza The Conference Board Total Economy.

En la lista se muestra que la productividad laboral peruana solo supera a la de Colombia, Brasil y Bolivia de acuerdo a este estudio de indicador de productividad.

En el Perú, la productividad laboral fue US$22,000 a precios constantes de paridad de poder adquisitivo, aproximadamente a la mitad de Chile (US$42,000) y México (US$37,000), aunque el doble que Bolivia (US$10,000).

Causas de la baja productividad

Según los especialistas, el primer factor que afecta la productividad es la falta de capital sofisticado. Y es que cuando hay tecnología avanzada, se es más eficiente y por lo tanto ser más productivo sigueno ciertos consejos para serlo.

En términos económicos, el problema también se debe a una baja producción marginal a consumir por trabajador. Los costos para fabricar un determinado producto son muy altos y la razón fundamental de este problema es la falta de capacitación de los empleados, que se resume en la falta de educación.

En este sentido a educación del país no entrega trabajadores competitivos y además el cubrimiento del trabajo especializado sigue siendo bajo. A pesar de que el Gobierno está trabajando por incrementar las inversiones, por cambiar el sistema educativo y su cubrimiento, los frutos de esta intención tomarán años en materializarse.

Otro de los grandes problemas que afecta la productividad laboral es la corrupción, que además es un factor común en la comunidad latinoamericana. Este factor golpea principalmente a la infraestructura, pues las obras no se terminan, el dinero de las construcciones se pierde y los tiempos siempre acaban por ser interminables.

Y los problemas de la infraestructura física terminan traduciéndose en un alza de los costos, lo cual afecta directamente la productividad laboral. Esto, sin contar que la infraestructura del Estado es “muy deficiente”.

Y si una baja productividad laboral limita las posibilidades de crecimiento económico a largo plazo, y desmejora el nivel de ingreso. Por ello que se necesita reformas en legislación laboral que reduzcan la rigidez en la contratación y despidos, y procuren medidas que mejoren la productividad de los trabajadores, además de ciertas heramientas para mejorar la productividad.

Vía: Gestión
Foto: Elcomercio

Artículos Relacionados