Asegúrate de llegar 5 minutos antes; llegar a tiempo es tarde

Hay un dicho popular que dice “al que madruga Dios lo ayuda”. Los emprendedores exitosos lo tienen bien presente para aprovechar cada momento del día. Así que para los grandes líderes el tiempo es oro por lo que llegar con anticipación a una reunión de negocios o cualquier tipo de

Ver artículo completo

tarde

Hay un dicho popular que dice “al que madruga Dios lo ayuda”. Los emprendedores exitosos lo tienen bien presente para aprovechar cada momento del día.

Así que para los grandes líderes el tiempo es oro por lo que llegar con anticipación a una reunión de negocios o cualquier tipo de evento, es primordial.

Este es el tema que se encuentra en un artículo del sitio web Forbes.com, donde Brent Beshore, empresario y CEO de adventur.es, plantea la suma importancia de la puntualidad.

La puntualidad es necesario para dotar a nuestra personalidad de orden, caracter y eficacia, pues al vivir este valor uno está en condiciones de desempeñar mejor su trabajo, realizar más trabajos y ser merecedores de confianza”, señala Beshore.

De tal modo que el emprendedor consciente del tiempo, ya sea para una junta de negocios o la reunión para cerrar un negocio, hace todo lo posible para estar a tiempo. “Llegar tarde me molesta tanto que sólo de pensarlo me siento mareado. Lo ideal es llegar 5 minutos antes, pues de lo contrario, aún si se llega a tiempo, es ya tarde”, añade.

Lee también: ¡Deja de llegar tarde! 8 pasos que seguir para ser puntuales

Así que para darse cuenta de lo que significa llegar tarde, Beshore da a conocer las graves implicancias de no ser puntual.

1. Una falta de respeto

Llegar a tiempo es cuestión de respeto. Si se valora y aprecia a la otra persona, no hay que llegar tarde.

2. Ser desconsiderado

La tardanza demuestra una falta general de consideración hacia los demás : a uno simplemente no les importa.

3. Falta de credibilidad

La impuntualidad a las citas y reuniones mella la credibilidad en la trayectoria profesional. Si no se puede llegar a tiempo, ¿cómo es posible ofrecer credibilidad a tareas mucho más difíciles?

4. Ser improductivo

Beshore pone el ejemplo donde cinco personas celebran un encuentro a las 2 pm, pero cuatro de los participantes llegan tarde. “Digamos que los proyectos de ley de cada organización cuesta US$ 200 / hora. ¿cúanto se pierde en recursos y tiempo a la semana?”, se pregunta el especialista.

5. Ser desorganizado

Si uno no puede cumplir sus horarios del calendario, ¿qué otras partes de su vida se tambalea al borde del desastre completo? Así que la falta de puntualidad denota una grave carencia de organización. Y esto es grave para la productividad de una empresa.

6. Ser megalómano

Muchos emprendedores y aún líderes empresariales realmente se creen que son el centro del universo. Esto también se le llama el “Síndrome Donald Trump ”. ¿quieres ser comparado con él?

La mejor solución al problema de la impuntualidad debe ser cortada de raíz, es decir, a los niños hay que enseñarles la iniciativa de ser puntuales y responsables. Y si se tiene el mal hábito de la impuntualidad, primero uno debe reconocer que no es lo correcto y ser consciente del tiempo de los demás y responsabilizarse por llegar temprano.

Te puede interesar: Tienes que ser puntual para marcar la diferencia….¿Cómo hacerlo?

“No te dejes flaquear con la conocida frase “solo hoy” o “5 minutos más” porque entonces incurrimos en el mismo error. Así que un buen lugar para comenzar es con uno mismo y seguir al pie de la letra un frase que me enseñaron cuando era niño: 5 minutos temprano es llegar a tiempo; llegar a tiempo es tarde”, agrega finalmente.

Vía: Forbes.com
Foto: gestiondetalentos.com

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI