6 interesantes oportunidades para emprender en la economía circular


Es una de las tendencia con mas rentabilidad y que tiene oportunidades no muy complejas.

1.

Recursos duraderos Son aquellos que se regeneran y pueden ser para siempre, del tipo energías renovables o productos bioquímicos, que representan el 40% del total de la cadena de valor de la economía circular,•••

Ver artículo completo

Es una de las tendencia con mas rentabilidad y que tiene oportunidades no muy complejas.
1. Recursos duraderos

Son aquellos que se regeneran y pueden ser para siempre, del tipo energías renovables o productos bioquímicos, que representan el 40% del total de la cadena de valor de la economía circular, según Accenture.

A continuación unos ejemplos de oportunidades muy distintos:

Construcciones inteligentes. Minimizamos el impacto medioambiental durante la obra y favorecemos tanto el uso y aprovechamiento de energías renovables y fuentes naturales como el uso de aislantes.

Biorrefinerías. Buscan cómo aprovechar al máximo un producto en diferentes actividades circulares. Por ejemplo, de un subproducto agrícola, obtengo la parte sólida a modo de abono y de la líquida aprovecho el biogás.

Biotecnologías. A nivel biotecnológico se están desarrollando varios proyectos para obtener energía a partir de residuos. Desde Asebio nos detallan algunos: Proyecto Clambler (productos agroalimentarios para convertirlos en biomasa); Leitat (transforma aguas residuales en biogás); Gaiker IK4 (transforma aceite doméstico en biodiésel).

2. Readquirir recursos o cadenas de valor interconectadas

Lo que persigue es defender una fabricación que tenga en cuenta no sólo la elaboración sino también el final de la vida del producto.

Ejemplos:

Plástico y vidrio. Son dos de los sectores que más desarrollado tienen todo el proceso de reciclaje y donde más salida se le está dando al residuo.

Papel. La clave está en el aprovechamiento de la materia prima. sustituir el papel de usar y tirar por el de usar y plantar. Nuestro papel está fabricado artesanalmente con fibras de algodón recicladas de la industria textil. El resultado es un papel 100% sostenible.

Residuos urbanos. “Para tener éxito en estos modelos de negocio, hay que identificar un deshecho urbano y darle otro valor”. En Bioibérica, por ejemplo, aprovechan las materias primas orgánicas en fármacos, productos veterinarios y soluciones para la salud vegetal.

Cultivos sostenibles. Se basan en la utilización de los residuos generados en las casas para huertos y piscifactorías y viceversa. Es el caso de Aquapioneers: Cultivamos verduras gracias a los detritos de la industria de la piscifactoría.

Granjas circulares. Reutilizar los residuos para generar abono, compostaje y demás y venderlo al cliente final. Es lo que han llevado a cabo, por ejemplo, en Dehesa El Milagro: “Tenemos en cuenta tanto la energía, el suelo, como los cultivos, el reciclaje de los residuos, la reutilización.

3. Extender la vida del producto

Se trata de trabajar con el ciclo de vida del producto para extender su tiempo en vida.

Reaprovechamiento de objetos. iUrban, Son unos jóvenes emprendedores que han aprovechado las antiguas cabinas de teléfono para instalar puntos wifi y de recarga de móviles, señala Alarcó. Otra idea interesante es Patagonia, firma textil. Fabrican sus productos a partir de materiales orgánicos y reciclados con el objetivo de prolongar al máximo su durabilidad y da consejos para que sus clientes puedan mantener sus prendas el mayor tiempo posible y en el mejor estado.

Reparación. Algunos viejos oficios como podría ser el de la costura. ¿Por qué tirar la ropa a la basura cuando tiene una tara? ¿No se puede reparar? También la reparación de electrodomésticos o de coches.

Productos modulares. Un ejemplo es Fairphone, el primer teléfono móvil modular del mundo pensado para que dure el máximo tiempo simplemente añadiéndole prestaciones o módulos.

Segunda mano. Todo lo que sea volver a introducir objetos en la economía se integra en la economía circular y es cada vez mejor visto por el consumidor.

4. Formación y enseñanza del consumidor

Oportunidades que hay dentro de este área:

Agencias de comunicación y ‘branding’, que sirven para poner en valor entre los consumidores los nuevos productos de la economía circular y creen conciencia.

Elaboración de guías y manuales de uso. Especializarte en blogs y tutoriales en formación medioambiental, aprovechamiento casero de residuos o eficiencia energética, formación y sensibilización, guías de uso…

Consultorías especializadas para ayudar a las pymes y las colectividades a ser más eficientes en materia de recursos y a reciclar mejor los residuos.

5. Plataformas para compartir y productos por servicios

La economía colaborativa permite el aprovechamiento y la reutilización de un recurso infrautilizado.

La clave, identifica objetos y servicios infrautilizados.

Aprovechamiento de los espacios. Hay multitud de oficinas, garajes, locales, pisos que están siendo infrautilizados la mayor parte del tiempo.

Plataformas de intercambio de maquinaria y herramienta. Floow2 es una plataforma B2B para compartir equipos que no se utilizan (maquinaria, herramientas…).

Préstamos de objetos entre particulares. Lendi es una aplicación que permite el préstamo de objetos (taladros, libros, herramientas) entre los vecinos de un mismo barrio o una comunidad.

Movilidad. “En la movilidad hay un crecimiento potencial enorme: todo el mundo necesita moverse y se calcula que el coche está parado un 92% de su tiempo. Cuando una persona compra un coche, tiene unos gastos de 4.000 euros al año y con el carsharing puede recuperar parte de ese dinero.

Productos como servicio. Consiste en ofrecer a clientes servicios de pago por un producto manteniendo la propiedad del mismo. En tecnología, un ejemplo claro es el conocido como Software as a Service.

Talento compartido. Cada vez hay más proyectos que apuestan por compartir talento o conocimientos, como es el caso de Colabora.

6. Desarrollo de tecnología para el sector

Existe variedad de economía de apoyo vía soporte tecnológico que puede ser aprovechada por emprendedores.

Aquí van algunos ejemplos:

‘Software’ de clasificación. De plásticos, hay mucho plástico producido y hay que evitar que se degrade. Hacer un bioplástico puede ser complejo, pero sí puedes hacer software o tecnologías que permitan un sistema de clasificación.

Soluciones personalizadas. Diseña indicadores de eficiencia adaptados a los diferentes productos que requiera una industria.

Tecnología 4.0. Robótica, IoT, realidad aumentada, inteligencia artificial… Las últimas tecnologías pueden contribuir a mejorar la gestión de residuos.

‘Software’ que incremente la eficiencia. Además de desarrollar software directo para la economía circular, también hay muchas oportunidades para desarrollar software que mejore la eficiencia en costes y en procesos.

Fuente: Emprendedores.es


Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32396 Artículos
Editor en Pymex desde 2014