Lo que mucha gente exitosa no ha logrado a sus 30 años


Al llegar a la "base 3"”, las responsabilidades son cada vez más, no solamente con la vida misma, sino también con el dinero y el futuro.

Entonces, ¿Qué hábitos deberían tener para estar mucho más tranquilos en su madurez? La verdad es que son muchas las personas que ni siquiera a sus 30 años han llegado a imaginar lo que les pasaría durante la próxima década y, peor aún, encontrar ese camino que realmente los llevaría a cambiar por completo sus vidas.

En este sentido, mostramos un listado de un par de situaciones que pareciera que a los 30 se tienen que “tener claras” pero que, según la misma experiencia de grandes empresarios, no es necesario alcanzarlas cuando se llega a la "base 3".

No han empezado su propio negocio Aunque actualmente ya existe un listado de los empresarios más ricos menores de treinta años, hay tantos otros que sólo hicieron su fortuna años después.

Un caso representativo es el de Ray Kroc, empresario de Mc Donalds, quien sólo hasta que cumplió 50 descubrió en el negocio de la comida rápida una oportunidad de emprendimiento.

Te puede interesar: 3 emprendedores menores de 20 años que se volvieron millonarios No han descubierto su verdadera pasión El ejemplo más emblemático es el de la famosa diseñadora Vera Wang, quien sólo después de casada y llegar a los 40 años, decidió ser diseñadora y empezó a construir un emporio con su talento.

Lo mismo sucedió con Donald Fisher, quien a los 41 años, junto con su esposa Doris, fundó la famosa marca de ropa GAP.

No tenían idea de qué hacer con su vida Jack Dorsey, de Twitter, es un ejemplo de ello, pues a mediados de sus 20 era de quienes lo único que le importaba era mejorar su técnica en el skateboard.

Quizás similar•••

Ver artículo completo

Al llegar a la “base 3″”, las responsabilidades son cada vez más, no solamente con la vida misma, sino también con el dinero y el futuro. Entonces, ¿Qué hábitos deberían tener para estar mucho más tranquilos en su madurez?

La verdad es que son muchas las personas que ni siquiera a sus 30 años han llegado a imaginar lo que les pasaría durante la próxima década y, peor aún, encontrar ese camino que realmente los llevaría a cambiar por completo sus vidas.

En este sentido, mostramos un listado de un par de situaciones que pareciera que a los 30 se tienen que “tener claras” pero que, según la misma experiencia de grandes empresarios, no es necesario alcanzarlas cuando se llega a la “base 3”.

No han empezado su propio negocio

Aunque actualmente ya existe un listado de los empresarios más ricos menores de treinta años, hay tantos otros que sólo hicieron su fortuna años después.

Un caso representativo es el de Ray Kroc, empresario de Mc Donalds, quien sólo hasta que cumplió 50 descubrió en el negocio de la comida rápida una oportunidad de emprendimiento.

Te puede interesar: 3 emprendedores menores de 20 años que se volvieron millonarios

No han descubierto su verdadera pasión

El ejemplo más emblemático es el de la famosa diseñadora Vera Wang, quien sólo después de casada y llegar a los 40 años, decidió ser diseñadora y empezó a construir un emporio con su talento.

Lo mismo sucedió con Donald Fisher, quien a los 41 años, junto con su esposa Doris, fundó la famosa marca de ropa GAP.

No tenían idea de qué hacer con su vida

Jack Dorsey, de Twitter, es un ejemplo de ello, pues a mediados de sus 20 era de quienes lo único que le importaba era mejorar su técnica en el skateboard.

Quizás similar a este fue el caso del fundador de Paypal, quien había estudiado leyes y estaba dedicando su vida a ello, aunque era algo que odiaba por completo.

No han tenido una carrera profesional exitosa

Al respecto, el caso de Jack Ma, de Alibaba, es ejemplo de ello. Este empresario chino solamente llegó a usar un computador después de sus 30 años y fue rechazado de más de 30 trabajos.

Lo cierto es que Ma nunca llegó a imaginar el imperio que construiría luego de que no se consideraba exitoso profesionalmente.

No saben manejar bien el dinero

Ben Horowitz, fundador de Loudcloud a los 33 años, luego de graduarse de la universidad en 1988, estuvo de un trabajo a otro durante siete años, una inestabilidad que casi siempre lo llevaba a la quiebra.

Otros casos como el de Henry Ford o Walt Disney, quienes con su habilidad financiera de administrar bien el dinero supieron desarrollar años después de tener sus empresas.

Vía: finanzaspersonales.com.co
Foto:christopherlewer.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32169 Artículos
Editor en Pymex desde 2014