Los libros que todo el mundo en el sector inversionista está leyendo este año

Las lecciones de aquellos han hecho parte del mundo de los negocios siempre serán bienvenidas y los libros que las plasman se convierten en herramientas clave.

Son obras que se convierten en piezas importantes para cualquier persona interesada en invertir recursos en algún tipo de negocio, ya sea en el sector empresarial, el mercado de valores o el manejo de otro tipo de activos.

1.

El hombre más rico de Babilonia - George Samuel Clason En este libro, Clason adentra a los principios básicos de una buena gestión de patrimonio.

Así es como empieza con la primera, e indudablemente, la…

Ver artículo completo

Las lecciones de aquellos han hecho parte del mundo de los negocios siempre serán bienvenidas y los libros que las plasman se convierten en herramientas clave.

Son obras que se convierten en piezas importantes para cualquier persona interesada en invertir recursos en algún tipo de negocio, ya sea en el sector empresarial, el mercado de valores o el manejo de otro tipo de activos.

1. El hombre más rico de Babilonia – George Samuel Clason

En este libro, Clason adentra a los principios básicos de una buena gestión de patrimonio. Así es como empieza con la primera, e indudablemente, la lección más importante de todo el libro: pagarse uno mismo primero. Eso significa que antes de gastarse todo el sueldo, asegurarse de ahorrar el 10% de todo lo que se reciba.

Arkad, el protagonista del libro conoce al hombre más rico de Babilonia, quien le pide que haga una copia de un código legal en arcilla. Arkad accede a cambio de que éste hombre le diga el secreto de cómo hacerse rico y es así como las lecciones se van desenvolviendo.

2. Padre rico, padre pobre – Robert Kiyosaki

Siguiendo la premisa de los pilares de cómo invertir, es una obra que está basado en la vida del autor y las enseñanzas que obtuvo de su padre biológico (padre pobre), quien era un académico y las que recibió de su padre postizo, quien era el padre de su amigo (padre rico), que era un reconocido y exitoso empresario.

Robert Kiyosaki se focaliza en la idea de incrementar el flujo de efectivo utilizando varias herramientas: empleo, auto-empleo, negocio e inversiones. Debido a que el autor se dedica en su mayoría a bienes raíces, el libro se centra más que nada en este instrumento para crear riqueza, aunque también aboga por un portafolio de inversión.

3. Emprendedor 10%: ¡Vive el sueño de emprender sin renunciar a tu empleo! – Patrick McGinnis

Este texto es un producto directo de la experiencia que atravesó su autor en la crisis económica del 2008, también denominada ‘la gran recesión’ donde la lección quedó clara: no es inteligente poner todos los huevos en la misma canasta. Entonces, Patrick tomó la determinación de desarrollar un portafolio relacionado con el emprendimiento y combinarlo con las bondades de un trabajo estable.

4. El inversor inteligente – Benjamín Graham

En este libro, el autor se ocupa en concentrarse en la compra de grupos de acciones que en conjunto se encuentran subvaluadas, en vez de enfocarse en las acciones de empresas por partes individuales. La filosofía de Graham pone énfasis en que los caprichos del mercado no reflejan necesariamente el valor real del precio de las acciones, por lo que el inversionista debe enfocarse en este último, independientemente de las subidas y bajadas de la bolsa de valores.

5. Los ensayos de Warren Buffett – Lawrence A. Cunningham

Desde 1965, Buffett, ha escrito cartas anuales dirigidas los accionistas de su empresa insigne, Berkshire Hathaway por lo que se han convertido casi en una bola de cristal para cualquier inversionista que esté activamente depositando su confianza en la bolsa de valores. Un libro que ofrece una biografía de las estrategias de inversión de Warren Buffett durante los últimos 50 años.

6. Beating the Street – Peter Lynch

Lynch es uno de los gestores de fondos de inversión más famosos en el mundo. De 1977 a 1995 dirigió el Fondo Magellan de Fidelity Investments, en donde promedió un 29,2% de retorno anual, lo cual era el doble del índice S&P 500. Así es como multiplicó sus activos bajo gestión de tan solo US$18 millones a US$14.000 millones en ese lapso y se convirtió en una leyenda de Wall Street.

En este libro, Lynch trata de presentar una manera pragmática de inversión y donde se insiste que cada inversionista debe hacer su tarea, investigar bien las acciones e invertir solo en lo que conocemos.

Vía: wallstreeteasy.com

Articulos Relacionados