La vida no es una competencia

Evita pasar toda tu vida compitiendo, eso después termina de ser algo gratificante para convertirse en algo aburrido y desgastante. La vida no es una competencia, la tienes para vivir y disfrutar, feliz y en paz.

Ver artículo completo

A veces nos sentimos cohibidos por los demás, en nuestro trabajo o en la escuela, comenzamos a cuestionarnos de lo que podemos alcanzar por el simple hecho de que la inseguridad nos ata a pensar que las personas de nuestro alrededor son mejores, y puede que lo sean pero comenzar una competencia insana con ellos puede resultar muy desgastante.

Nos enseñaron desde pequeños a ser los mejores, pero con ello también nos inculcaron que para ser los mejores a veces la competencia tenía que surgir. No debería de suceder de esa manera, pues, lo ideal sería competir con nuestras capacidades para lograr más y más, no con los demás.

Competir solo es sano en el deporte y el mercado

Si te pones a ver, muchas personas viven pendiente de los demás para ellos lograr algo más alto y de esta manera ser alguien mejor, viven en una competencia que de algún u otro modo puede terminar por perjudicarlos y traerles consecuencias muy desfavorables. No seas así, no pierdas personas queridas por competencias que no valen la pena.

Demuéstrate a ti que puedes ser alguien mejor

Los grandes o gigantes como muchos se encargan de llamarlos, no andan por allí presumiéndolo y quizás asumiendo competir para que todos se den cuenta del tipo de persona que es. Simplemente le basta con saberlo y con sentirse bien de esa forma.

Como padre no les enseñes eso a tus hijos

Muchos padres se encargan de engendrar ese espíritu competitivo en sus hijos, sin darse cuenta que en ciertas circunstancias, donde no puedan ganar, su autoestima puede verse muy atacada, tanto por ellos como por sus padres.

Es así, como vemos que no se trata de algo insignificante, de mero capricho que con el tiempo puede dejarse de lado, todo lo contrario, debe prestarse especial atención porque la salud mental puede verse como un blanco fácil si dejas que este tipo de actitudes te consuman. Ser competitivo solo en los campos que sea necesario, porque recuerda que la vida no se trata de una competencia.

Artículos Relacionados

Busca personas por RENIEC con su DNI