Lo que no te contaron sobre el deber de liderar

Liderar implica mucho más que solo tener un cargo con autoridad. Para que lo comprendas en profundidad, te contaremos los ítems más resaltantes con los que debe cumplir un buen líder.

Ver artículo completo

En la mayoría de las organizaciones y entornos sociales es posible encontrarnos con figuras de autoridad. Sin embargo, estas no siempre pueden ser vistas como líderes.

Después de todo, este título tiene una serie de características que no todos conocen. Por ello, acá te diremos lo que no te contaron sobre el deber de liderar y lo que implica.

¿A quién se le puede considerar un líder?

Muy someramente, un líder puede ser identificado como una persona que está a cargo de un grupo. Sin embargo, si solo se encarga de dar órdenes, entonces solo estaríamos en presencia de un jefe.

Un líder, en realidad, no solo está a cargo sino que cuenta con ciertas características que le permiten inspirar a su grupo.

De este modo, puede influir sobre ellos de forma positiva. Asimismo, se encuentra siempre atento a su entorno y escucha a sus allegados para hacerlos sentir parte de los procesos.

¿Qué es lo que caracteriza a un líder?

Uno de los primeros detalles que hay que mencionar sobre los líderes es que se tratan de personas con carisma. Después de todo, es a través de ella que logran influenciar a los demás y hacer que estén de acuerdo con ellos.

Sin embargo, un líder también debe tener lo que se conoce como inteligencia emocional. Esto se debe a que, sin importar en qué proyecto trabaje, siempre tendrá que lidiar con personas.

Por ello, debe ser capaz de escucharlas y empatizar con ellas para poder motivarlas y comunicarse efectivamente.

Finalmente, un detalle muy importante es que este no llega de la mano de un cargo. Por lo general, un líder es escogido debido a su reputación y la confianza que las personas puedan depositar en él.

Lo que no te contaron sobre el deber de liderar

Por lo general, cuando pensamos en un líder, nos imaginamos a la cabecilla del proyecto que recibe los reconocimientos.

Sin embargo, es importante notar que si este ejerce el liderazgo adecuadamente, también sabrá hacer notar los logros de sus subordinados.

Asimismo, sobra decir que dentro de todos los proyectos siempre habrá fracasos. Un buen líder deberá saber tomar la responsabilidad por los errores y aprender para mejorarlos.

Igualmente, los cuestionamientos a la autoridad nunca faltarán. Por ello, deberá armarse de criterio para entender cuándo ceder y cuándo poner mano dura.

Artículos Relacionados