¿Sabemos qué es una Marca Personal? ¿De qué nos sirve desarrollarla?

Últimamente vemos muchas publicaciones en las redes sobre cómo potenciar nuestra marcar personal. Pero puede que a muchos no nos quede claro a que hacer referencia este término. Hace poco estuve conversando con una psicóloga especialista en Imagen Integral sobre este tema y coincidimos en que es importante tener claro

Ver artículo completo

Últimamente vemos muchas publicaciones en las redes sobre cómo potenciar nuestra marcar personal. Pero puede que a muchos no nos quede claro a que hacer referencia este término. Hace poco estuve conversando con una psicóloga especialista en Imagen Integral sobre este tema y coincidimos en que es importante tener claro la definición de ello, para que al desarrollarla este orientada a un objetivo claro y se logre el impacto deseado.

En este artículo voy a tratar de darles una idea más aterrizada sobre lo que es una Marca Personal y sus alcances.

 

¿Qué es la Marca Personal?

Es el conjunto particularidades de tu perfil personal y profesional que te diferencian de otros individuos que probablemente compartan contigo aspectos de formación o grupo ocupacional.

Una forma bastante usada también cuando hablamos de Marca Personal, es  verla como la “huella” que vamos dejando en cualquier espacio en el que nos desenvolvamos. Justamente por ello es que se denomina “Marca” ya que es entendernos a nosotros mismos como “un producto” que queremos dar a conocer, y por lo tanto, mientras menos común y de mayor calidad, nuestra Marca tendrá un impacto de mayor trascendencia y permanencia en el mercado.

 

¿Cuál es la importancia?

Nos permite comunicar quiénes somos sin necesidad de hablar de uno mismo. De esta manera mostramos nuestra individualidad, fortalezas, aportes, como ya se dijo, dejar una huella visible por donde vayamos. Ello nos diferencia de otros profesionales.

 

¿En qué nos favorece?

Potencia la visibilidad de tu perfil en un mundo laboral tan competitivo, ya que al trabajar tu Marca Personal, te permites quedarte por más tiempo o por tiempo indefinido en la memoria de quienes lleguen a conocerte.

Al darte mayor visibilidad, genera por sí sola nuevas oportunidades personales y  laborales dado que las demás personas van a reconocerte y valorar los aspectos positivos que te esforzaste en optimizar y que te representan.

Por otro lado, aporta indiscutiblemente a generar una red de contactos más sólida.

 

¿Qué factores o variables intervienen en la marca personal?

Variables Concepto
Personalidad Características propias, rasgos y cualidades que configuran nuestra esencia personal y que nos llevan a desenvolvernos de determinada manera en diversos espacios, culturas, entornos. Como por ejemplo, tener facilidad para adaptarse a cambios o ser más reacios a aceptarlos.
Habilidades blandas Destrezas o competencias relacionadas s nuestro comportamiento en un contexto laboral y útiles para nuestro rol. Como, por ejemplo, la facilidad que puedes tener para trabajar en equipo y por lo tanto aportar al mismo.
Tipo de comunicación Capacidad de comprender y comunicar ideas de acuerdo al contexto y al público al que va dirigido. Ello hace referencia a nuestro comportamiento físico (no verbal) y a lo que expresamos al hablar o escribir (verbal).
Imagen personal y profesional integral Es la imagen que proyectamos, el mensaje que transmitimos a través de cómo nos arreglamos, del tipo de vestimenta que usamos, pero también de cómo nos comunicamos mediante gestos, posturas corporales, etc. y cómo todo esto en conjunto con los demás aspectos, aporta al logro de nuestros objetivos.

 

¿Cómo empezar a trabajarla?

En primer lugar es importante es definir qué quieres transmitir con tu marca. Por ejemplo, si deseas que te recuerden por ser una profesional amigable, o confiable, o por tener habilidades de liderazgo. O tal vez tu objetivo sea que los demás te vean como un profesional sobrio, flexible, competitivo, etc. Cuáles son las características más valiosas para ti y que quisieras desarrollar sin perder tu esencia, para poder transmitirlas al resto y que se conviertan en tu sello.

En segundo lugar, hacer un autoanálisis, para identificar en qué aspectos podrías potenciar y a cuáles deberías ponerle más empeño con el fin de optimizar tu marca. Es importante tener en cuenta los factores antes mencionados.

En tercer lugar, como resultado de tu autoanálisis te darás cuenta de cuánto o qué necesitas mejorar. Y de acuerdo a la complejidad de este aspecto o aspectos por optimizar, podrás trabajarlo solo o sola, o probablemente será necesario que recibas orientación de un experto, como pasar por un proceso de coaching o una asesoría de imagen.

Un proceso de Coaching te ayuda a establecer las metas que quieres conseguir y un plan de acción para ello, aterrizando así las ideas que puedes tener en actividades más concretas. Cabe mencionar que en el transcurso se puede orientar la metodología a ejercicios más práctico y vivenciales para potenciar tus fortalezas y recursos personales.

Y por otro lado, de manera complementaria, una Asesoría de Imagen, nos brinda herramientas e información necesaria para no sólo utilizar prendas de vestir acordes a tu entorno laboral, sino sacar provecho de los estándares que dicta el Protocolo Ejecutivo, así como de las herramientas de Imagen Pública como uso correcto del Color, entre otros.

 


Autor: Alexandra Málaga – Coach & HR Consultant

Colaborador de contenido: Massiel Pérez – Asesora y Coach de Imagen Profesional Integral

Artículos Relacionados