Jho low, conoce al nuevo Lobo de Wall Street


Cuando se habla de Jho Low, siempre en el mundo de los negocios se le vincula al primer ministro de Malasia, Najib Razak. Y es que su gobierno, los negocios, su familia y actividades comerciales de alguna forma tienen como punto de conexión a este multimillonario asesor financiero.

Ver artículo completo

Es un extravagante y multimillonario malasio de 35 años, quien se ha convertido en el centro de atención de la prensa y la farándula mundial, y quien se codea con personalidades famosas como Paris Hilton, Usher y el propio Leonardo Di Caprio.

millonarios

Cuando se habla de Jho Low, siempre en el mundo de los negocios se le vincula al primer ministro de Malasia, Najib Razak. Y es que su gobierno, los negocios, su familia y actividades comerciales de alguna forma tienen como punto de conexión a este multimillonario asesor financiero.

De 35 años, más conocido como Jho Low, es un destacado financista, involucrado en transacciones multimillonarias que, por su labor financiera sumado a su lujoso y excéntrico estilo de vida, se le compara a Jordan Belfort, el original “Lobo de Wall Street“, la película de Martin Scorsese del 2013.

Actualmente, el perfil de Low permanece en lo más alto de la cúspide; codeándose con el jet set norteamericano, como ser amigo del propio Leonardo Di Caprio, a quien Low le tiene mucho aprecio por lo que hace 4 años decidió comprar una mansión en las colinas de Hollywood, cerca de su célebre amigo.

Se cuenta que al cumplir 28 años Jho decidió hacer una fiesta de enormes proporciones que comenzó un miércoles y culminó un sábado: cuatro días en los que reservó exclusivamente el lujoso Ceasar´s Palace de Las Vegas para el deleite de sus invitados y donde la pileta del hotel fue el epicentro de la fiesta, con la asistencia de los famosos de Hollywood y donde Megan Fox, Jamie Foxx, Paris Hilton y Usher, fueron las estrellas de la celebración que terminó en una de las discotecas más exclusivas donde se bebió 120 botellas de champán Cristal para agasajar a quienes él llama “amigos”.

Te puede interesar: Multimillonarios te dicen cómo unirte a su selecto club

millonarios

Nace una estrella

La historia del ascenso de Jho Low se remonta al 2010 cuando comenzó hacer algunos negocios de bienes raíces en Estados Unidos, vinculándose a los millonarios estadounidenses. El primer paso fue comprar un departamento de 25 millones de dólares en Mahattan, una mansión en Beverly Hills por otros 17 millones y el departamento con vista a Central Park por 30 millones que pertenecía a la cantante Beyoncé .

Pero hábil como un lobo acechando, Low buscó nuevas oportunidades de negocio y en bienes raíces, que nunca deja claro si el dinero involucrado pertenecía a los demás o eera suyo, como si una línea borrosa terminara por ocultar la identidad del comprador. Este halo de misterio y sus vínculos con diversos multimilonarios lo puso en el centro de atención en Malasia.

Los que lo defienden señalan que ha sido un asesor financiero clave del gobierno de Malasia y fue Jho quien consiguió dinero fresco desde el Medio Oriente, mientras que sus detractores cuestionan esa ambigüedad que existe entre el asesoramiento que realiza a Najib Razak como primer ministro malayo y su relación estrecha en el ámbito privado.

Sin embargo, el punto que más se le cuestiona es su relación con Riza Aziz con quien dirige la compañía de Hollywood Red Granite Pictures y que produjo la película ” El lobo de Wall Street “, entre otras.

vida-de-millonarios

Vida de millonario

Jho Low nació en isla de Penang en 1982, donde alcanzó a recibir parte d ela riqueza familiar que construyó su abuelo como empresario en el rubro de la minería y licores destilados. Su padre, era un ejecutivo de un holding de inversión llamado MWE Holdings, y siendo sólo un adolescente, Jho, el menor de tres hijos, surgió como la mejor opción de la familia para los negocios.

Por eso se le envió a Londres, como alumno de la antigua y prestigiosa escuela Harrow donde se hizo amigo de hijastro del primer ministro  Najib, que estaba estudiando en la Escuela de Economía de Londres. Luego, Low siguió sus estudios en la Universidad de Pennsylvania y continuó forjando lazos: esta vez con hijos de las familias jordanas y kuwaitíes más prominentes.

Incluso antes de graduarse, ya gestionaba el dinero de quienes describió como “su familia del Oriente Medio.” Después de la universidad, muchas de sus ofertas comerciales se concentraron en Malasia y hasta llevó dinero de Medio Oriente a Malasia para financiar una zona comercial y el nuevo distrito financiero de la capital.

Para el año 2007, había formado un grupo inversor que incluye un príncipe malayo, un jeque de Kuwait y su amigo de los Emiratos Árabes Unidos, quien pasó a convertirse en embajador en los Estados Unidos y México. Para Jho todo se trata de hacer conexiones, amigos. “El éxito puede ser atribuible a estar en el lugar y el momento adecuado y saber generar una relación de confianza con tus clientes”, señala a modo de consejo.

En fin, su vida como un multimillonario excéntrico, dueño de autos de lujo, yates, departamentos de lujo, jets privados se suma al gusto por el arte, que entre sus adquisiciones más destacadas figuran las realizadas hace 3 años, cuando adquirió varias obras de Van Gogh y Rothko por 137 millones de dólares.

Vía: creandoriquezaweb.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32351 Artículos
Editor en Pymex desde 2014