Diez cosas que no pueden faltar en tu oficina


La productividad de un freelance depende de varios aspectos, esencialmente de su capacidad intelectual y su voluntad de trabajo, de su técnica, organización y capacidad de concentración.

Pero no podemos olvidar otro aspecto importante: las herramientas.

Porque, ¿qué puede hacer un profesional si no tiene un ordenador y una buena•••

Ver artículo completo

La productividad de un freelance depende de varios aspectos, esencialmente de su capacidad intelectual y su voluntad de trabajo, de su técnica, organización y capacidad de concentración.

Pero no podemos olvidar otro aspecto importante: las herramientas. Porque, ¿qué puede hacer un profesional si no tiene un ordenador y una buena conexión a Internet?

Estas son las 10 cosas que no pueden faltar en tu oficina:

1. Ordenador
Sí, es obvio. Pero hay que mencionarlo. Es la herramienta fundamental para realizar casi cualquier tarea que se te ocurra: escribir, diseñar, programar, calcular, proyectar… Según tus necesidades, tus recursos económicos y el espacio de que dispongas puedes optar por un equipo portátil o uno de sobremesa, o por los dos.

Monitores. Mucha gente opta por comprar un monitor aparte, de forma que el portátil hace las funciona de sobremesa sin problemas. Si quieres super-productividad -especialmente si eres diseñador- no lo dudes: trabaja con dos monitores.

2. Una buena conexión a Internet
Prácticamente todo el mundo recuerda los tiempo del módem 56 K, y la desesperación que acompañaba cualquier intercambio de datos. Hoy, el cable y el ADSL son fundamentales. Si te mueves mucho, también puede optar por un sistema de conexión USB por 3G.

3. Impresora
La pantalla lo suple casi todo, pero no todo… Seguramente vas a tener que imprimir borradores, presupuestos, facturas y muchos otros documentos. Ya sabes que antes de elegir una impresora es fundamental fijarse en los precios de los consumibles, que son los que muchas veces marcan la diferencia. Los precios de las impresoras suelen estar ajustados; los de los cartuchos no tanto.

4. Un cuaderno (de papel)
El ordenador está muy bien, pero algunas veces necesitarás apuntar cosas y realizar bocetos a mano alzada. Un simple -y económico- cuaderno puede ser más que suficiente. Frente a los folios ofrece la ventaja del orden: siempre sabes el orden cronológico en el que tomaste los apuntes, y las páginas no se pierden ni se extravían.

5. Una buena iluminación
No castigues a tu vista, porque acabará pasándote factura. Si puedes elegir, trabaja con luz natural, que además de ser gratuita y de no consumir recursos, resulta mucho más agradable. En cualquier caso, es preferible que la luz llegue al monitor por un lateral, nunca de frente (refleja) y tampoco por detrás (hace sombras).

6. Copias de seguridad
Tu negocio no puede venirse abajo por una avería, un golpe, un vaso de agua derramado, una sobrecarga o un fallo informático. Realiza copias de seguridad cada cierto tiempo. Puedes hacerlo de forma manual, utilizando discos externos, o puedes contratar un sistema de backups para garantizar una copia online de tu disco duro.

7. Orden hasta en las carpetas del ordenador
Es increíble el tiempo que puedes perder -o ganar- simplemente ordenando de forma inteligente las carpetas y los archivos de tu ordenador. Si el orden es deficiente, tardarás un montón de tiempo buscando un determinado cliente o proyecto. Si lo haces bien, en cambio, llegarás a todos los sitios de forma prácticamente instantánea.

8. Una buena silla
Aquí no hay discusión posible. Si no tienes dinero para comprarte una silla respetuosa con tu espalda, tendrás que empezar a ahorrar. Vas a pasar muchas horas allí sentado, y tu cuello y tu espalda necesitan un poco de compasión. Si no, prepárate para visitar al fisio.

Tampoco está de más contar con una mesa o un escritorio amplio y con la altura adecuada. Si eres diseñador, piensa en un buen ratón, y en una alfombrilla ergonómica para ahorrarle esfuerzo a tu muñeca.

9. Programas, programas, programas
Sondea bien el mercado. Elige aquellos programas que te van a permitir realizar tu trabajo con el mejor acabado y de la manera más rápida y eficiente posible. Las opciones se han disparado gracias al software libre. Tienes una alternativa gratuita para casi todos los programas comerciales, empezando por el paquete ofimático OpenOffice.

No te olvides de conseguir un buen antivirus, especialmente si vas a trabajar en un PC con Windows. Puedes probar Avast, Avira o Security Essentials, la versión gratuita de Microsoft.

10. Un ambiente agradable
Tu oficina no tiene por qué ser un cubículo gris sin personalidad. Puedes poner unas cuantas plantas para darle alegría, y algunas fotos o posters que te inspiren para hacer el ambiente más agradable. También puedes instalar unos buenos altavoces si te gusta trabajar con música.

Mantén la habitación en la que trabajas siempre limpia, ordenada y ventilada. Eso hará que te cueste menos esfuerzo incorporarte a la rutina del trabajo.

Fuente: blogdelfreelance

Articulos Relacionados

Sobre Pedro O 32365 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion