Conviértete en la mujer líder de tu oficina

Si eres mujer y trabajas en una oficina aplica los siguientes consejos y conviértete en la líder de tu oficina.

Ver artículo completo

Ser mujer y trabajar en un ambiente donde abundan hombres es un verdadero reto. Muchas veces desconocen nuestro trabajo o desempeño y aunque parezca un poco paradójico, es primordial preguntarnos cómo estamos contribuyendo a que esas situaciones se susciten, pues, en su mayoría podemos cumplir con todo lo que se nos pida, pero nuestra actitud no refleja liderazgo.

Líderes en emociones

Las mujeres por naturaleza somos seres emocionales, nuestras hormonas permiten que eso sea posible. Sin embargo, cuando no sabemos cómo controlar y equilibrar nuestras emociones difícilmente podamos ver a nuestras emociones como algo positivo.

Dado lo anterior, es primordial tener inteligencia emocional, la misma no solo es tener dominio sobre ti misma sino tener entendimiento y apertura hacia los demás. Cuando somos mujeres emocionalmente inteligentes el mundo entero lo percibirá y hallará en ti una fuente de liderazgo.

La organización es un reflejo de tu interior

No nos mintamos, a veces en nuestro deseo de hacer muchas tareas al mismo tiempo y cumplir con todo lo solicitado, producimos un estallido de papeles y materiales que al final no sabemos dónde quedó nuestro computador.

Saber mantener orden en nuestra área de trabajo dice mucho de cómo se encuentra nuestra vida personal. Ser organizado es un rasgo que caracteriza a un verdadero líder.

Constancia y adaptación, una clave de subsistencia

Trabajar en una oficina, conlleva estar en un ambiente altamente demandante, donde ser constante y poder adaptase a las nuevas demandas es un factor fundamental.

Entender que hacer un buen trabajo en un día no es razón suficiente para un ascenso, es algo a lo que estaremos expuestas frecuentemente. Por ello es primordial que seas constante en tu rendimiento y tu ejecución, de manera que puedas crear dignos antecedentes de tu estadía en esa empresa o lugar de trabajo.

Actualmente el auge de las mujeres en el mundo empresarial es algo que no se puede ocultar. Ser líder en una oficina es un reto, pero ser líderes en nuestra vida lo es aún más, sin embargo el logro de lo primero se verá determinado por lo segundo.

Artículos Relacionados