5 razones por las cuales la empatía es la habilidad de liderazgo más importante

Según los estudios realizados por Development Dimensions International (DDI), la empatía es la mayor habilidad de liderazgo que se necesita en la actualidad.

 Según Richard S.

Wellins, vicepresidente senior de DDI, "ser capaz de escuchar y responder con empatía es abrumadoramente la única habilidad de interacción que supera a todas las demás habilidades".

Otra investigación ha respaldado los hallazgos de DDI.

 Dianne Crampton, de la Universidad Gonzaga, descubrió que "la empatía es un valor universal de equipo que promueve un alto compromiso y cooperación en el lugar de trabajo".

Algunas compañías creen que la empatía es tan importante que envían a los gerentes a…

Ver artículo completo

Según los estudios realizados por Development Dimensions International (DDI), la empatía es la mayor habilidad de liderazgo que se necesita en la actualidad. Según Richard S. Wellins, vicepresidente senior de DDI, “ser capaz de escuchar y responder con empatía es abrumadoramente la única habilidad de interacción que supera a todas las demás habilidades”. Otra investigación ha respaldado los hallazgos de DDI. Dianne Crampton, de la Universidad Gonzaga, descubrió que la empatía es un valor universal de equipo que promueve un alto compromiso y cooperación en el lugar de trabajo”.

Algunas compañías creen que la empatía es tan importante que envían a los gerentes a la “capacitación sobre la empatía”. Según el Wall Street Journal, el 20% de los empleadores ahora ofrecen capacitación sobre la empatía, que es sustancialmente mayor a 10 años antes.

Aquí hay cinco razones por las que la empatía se está convirtiendo en la habilidad de liderazgo número uno:

1. Tu personal será más leal:

Una de las luchas que enfrenta cada organización es retener al personal talentoso. Una de las razones citadas más comunes para las personas que abandonan una organización es la falta de confianza y aprecio de aquellos a quienes informan. La empatía aumenta la confianza, una sensación de que el personal es valorado y cuidado. Ya sea en nuestras relaciones personales o como parte de una organización, será más probable que nos quedemos cuando sentimos que somos escuchados, apreciados y atendidos.

2. Su personal estará más comprometido:

¿Alguna vez ha notado que cuando alguien cercano a usted se da cuenta de cómo se siente o le dice mucho que aprecia algo que ha hecho por ellos? Automáticamente tienes la necesidad de hacer más por ellos. En términos de compromiso de los empleados, se sabe que cuando el liderazgo demuestra a los empleados que les importa, la reacción de reciprocidad se activa y quieren esforzarse más. De alguna manera, muchas organizaciones se pierden este punto básico, pero muy importante cuando se trata de conductas de liderazgo. Las organizaciones exitosas son conscientes de esto y sus líderes buscan continuamente formas de notificar, felicitar y encontrar formas de mostrar su aprecio a su personal.

3. Sus empleados trabajarán mejor entre ellos:

No solo los empleados que se sienten valorados y apreciados quieren hacer más en su trabajo, quieren hacer más por sus compañeros de trabajo. Cuando la empatía se demuestra en la parte superior, se transmite a toda la organización, lo que resulta en un aumento del trabajo en equipo, una disminución en el conflicto entre el personal y una disminución en la interrupción del lugar de trabajo. Esta colaboración dará como resultado un esfuerzo de trabajo mejor coordinado y una mayor productividad.

4. Tu personal estará más contento:

El personal que se siente visto, escuchado y apreciado se siente más satisfecho con su trabajo y, como resultado, pierde menos días en el trabajo. A medida que aumenta el nivel de satisfacción en el trabajo, también lo hace el nivel de ausentismo. El personal que se sienta menos comprometido con la organización se sentirá menos motivado para venir a trabajar. Su razonamiento es que, como a nadie le importa, ¿por qué deberían hacerlo? El aumento del ausentismo disminuye la moral a medida que los compañeros de trabajo que tienen que recuperarse se vuelven resentidos. Esto puede crear una espiral descendente en términos de moral de empleados y tasas de absentismo.

5. Todos serán más creativos:

Las personas que perciben que son parte de una organización y se sienten escuchadas y apreciadas tienden a arriesgar más y buscan maneras de agregar mayor valor a la organización. Es más probable que dediquen tiempo y energía a generar nuevas ideas, procesos y métodos para mejorar su propio trabajo y hacer que la organización avance. Su compromiso con la organización les hace sentir que su éxito y el de la organización están interrelacionados, lo que aumenta su deseo de encontrar formas de trabajar nuevas, mejores y más eficientes.

Fuente: FayerWayer

Articulos Relacionados