5 claves del liderazgo de Martin Luther King Jr.

martin-luther-king

martin-luther-king

Uno de los personajes más inspiradores en los últimos 100 años es Martin Luther King Jr. El responsable del famoso discurso “Tengo un sueño”, lideraba a los 33 años la lucha por la igualdad de derechos de las razas en Estados Unidos  y recibió el Premio Nobel de la Paz.

Priya Ramesh escribió para The Buzz Bin que hay 5 claves de liderazgo que vale la pena imitar a esta importante figura de los derechos civiles.

1. Sé un transformador, no solo un líder de tareas.

No solo debes ser un jefe que organiza y da órdenes a los equipos de trabajo, sé un líder que permita a su gente desarrollarse, participar, dar ideas, intervenir en las decisiones de la empresa. Martin Luther King Jr. fue un líder transformacional que quiso cambiar la situación de los grupos sociales y aventurarse en terrenos desconocidos en pro de aquello en lo que él creía.

2. Sé un visionario que crea en su propia visión.

Los críticos estuvieron al lado de King siempre diciéndole que su visión era utópica. Si King no hubiera deseado igualdad de derechos civiles no existiríamos en una sociedad donde el racismo es mal visto; si Steve Jobs no se hubiera atrevido a “pensar diferente” no tendríamos aparatos revolucionarios como el iPad. Un buen líder tiene una buena visión a futuro y si no, empuja a sus compañeros a crearla.

3. Inspírate e inspira a ir hacia nuevas direcciones.

Para poder seguir adelante sin importar la situación es necesario tener una fuente de inspiración que te de esa fuerza extra para no detenerte y que haga que otros te sigan.Un líder inspiracional es aquel que puede pedirle a su equipo que se vaya al infierno y de hecho, lograr que se sientan emocionados con el viaje.

4. Sé un comunicador efectivo para crear un movimiento.

Las habilidades oratorias de King son parte fundamental de lo que lo convirtió en el gran líder de la lucha por la igualdad de derechos civiles. Como profesional, puedes aprender a ser un orador persuasivo que inspire y de emoción a tus colaboradores.

5. Ser coherente con lo que se dice y se hace.

Todas las grandes ideas, innovaciones, campañas dependen de una gran ejecución. Cuando un líder es capaz de “ensuciarse las manos” con el trabajo duro que le pide al resto de su equipo, reafirma su posición de poder y servicio.  Esto es el mejor generador de respeto del mundo.

Vía: Alto nivel


Artículos Relacionados


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion