Las fantásticas predicciones que hizo Bill Gates hace 21 años

Cuando Google, Facebook o WhatsApp no existían, Bill Gates planteó varias predicciones sobre cómo sería la vida más de dos décadas después.

Los acertó de una manera asombrosa.

En 1999, Amazon era un portal de venta de libros en la web, mientras que Google tenía menos de un año de vida, y ni Twitter,  Facebook, Instagram o Linkedin existían.

Por su parte, los móviles servían para hablar por teléfono, enviar SMS y poco más, y antes de que llegue WhatsApp, la gente se comunicaba desde los ordenadores con Messenger de Hotmail.

En aquellos años, Gates estaba en la cresta de la…

Ver artículo completo

Cuando Google, Facebook o WhatsApp no existían, Bill Gates planteó varias predicciones sobre cómo sería la vida más de dos décadas después. Los acertó de una manera asombrosa.

En 1999, Amazon era un portal de venta de libros en la web, mientras que Google tenía menos de un año de vida, y ni Twitter,  Facebook, Instagram o Linkedin existían. Por su parte, los móviles servían para hablar por teléfono, enviar SMS y poco más, y antes de que llegue WhatsApp, la gente se comunicaba desde los ordenadores con Messenger de Hotmail.

En aquellos años, Gates estaba en la cresta de la ola tecnológica y empresarial, gracias a la popularidad de Microsoft con el sistema operativo Windows. Precisamente, en ese año, Bill Gates escribió “Los negocios en la era digital” (Business @ the speed of thought), en el dió a conocer una serie de predicciones sobre cómo sería la vida en las próximas décadas. acertando con una precisión asombrosa.

Estas son algunas cosas que Gates dijo de ellas:

1. Buscar trabajo en Internet

“Asimismo, la gente que busque trabajo podrá encontrarlo al describir sus gustos, intereses y habilidades”.

Sin duda que LinkedIn revolucionó la manera de postular a un empleo. Ya no solamente ahora es suficiente exhibir el listado de empresas donde se ha trabajado, sino que los gerentes de recursos humanos y los cazatalentos ponen especial atención a otros apartados como aficiones, lecturas o comentarios sobre los artículos recomendados.

2. Comparadores de precios

“Habrá servicios que permitirán conocer los precios de manera instantánea, y permitirán a los usuarios comparar productos entre diferentes webs, y será muy fácil encontrar al producto buscado entre diferentes empresas”.

Ahora basta con poner el nombre de un artículo a comprar en Google, por ejemplo, y enseguida se desplegarán los precios en las principales cadenas comerciales, además de los cientos de webs dedicadas exclusivamente a la comparación de precios.

3. Móviles inteligentes

“La gente llevará dispositivos que permitirán estar en contacto entre ellos y realizar transacciones bancarias, sin importar donde se encuentren. Podrán leer las noticias, verificar los vuelos que han comprado u obtener información de los mercados financieros”.

Antes existían los móviles, pero su conexión web era rudimentaria. Luego se lanzaría el primer iPhone y llegaría la revolución de los smartphones, que más que teléfonos, son micro ordenadores con gran cantidad de funciones.

4. Asistentes personales

“Tendremos asistentes personales que conectarán y sincronizarán con nuestros dispositivos, aunque estemos en la casa o en la oficina. Este dispositivo chequeará el correo electrónico y las noticias, cuando uno vaya a una tienda, se le podrá describir la receta que organizará una lista con los ingredientes necesarios, y lo coordinará con los otros dispositivos que tengamos”.

Eso es lo que hacen ahora los asistentes personales como Echo de Amazon o Home de Google, que además de leer los correos desde el altavoz permiten programar música, informar de las noticias y, si uno desea preparar un pastel, se describen qué ingredientes se necesita.

5. Redes sociales

“Habrá webs privadas de nuestras amistades y familiares, con quienes se podrá chatear y organizar encuentros”.

Casi 2 mil millones de personas usan Facebook, donde cada usuario cuenta con su página personal repleta de fotos,  canciones, fotos o lo que quiera subir. Y eso para comenzar porque luego están Snapchat e Instagram y servicios de mensajería automática como Facebook Messenger o WhatsApp.

6. Viajes con asesoría

“Se desarrollarán programas que, después de comprar un viaje, sugerirán actividades en el destino, así como descuentos y los precios más baratos en espectáculos, restaurantes y excursiones”.

Sitios como Expedia ofrecen los precios más baratos según la experiencia del usuario en sus búsquedas en Internet. Por su parte, Facebook y Google presentan anuncios que cruzan los datos de interés del usuario con su geolocalización. Y hasta Airbnb ofrece sugerencias de los locales para que el turista pueda conocer una ciudad fuera de los circuitos más tradicionales y populares.

7. Deportes interactivos

“Mientras miras un deporte por televisión, podrás discutir con otras personas sobre el juego, y se podrá apostar sobre qué equipo será el ganador”.

Ahora las transmisiones de un partido de fútbol, tenis o del deporte que sea, Twitter se enciende de comentarios y críticas, mientras que diversos programas permiten ver el juego por streaming en diversas plataformas. Igualmente las grandes cadenas interactúan con su público que deja comentarios en el muro virtual.

8. Foros de discusión

“Las personas, sin importar donde vivan, podrán discutir en Internet de los problemas que le afectan, ya sea de la política, seguridad o urbanismo”.

En Twitter sus 320 millones de usuarios opinan de lo que desean. Así que ahora muchas webs de información permiten que sus lectores comenten las noticias, y los políticos suelen comunicarse con sus electores por redes sociales. Su importancia ha quedado demostrada cuando Barack Obama obtuvo a la presidencia por primera vez, en gran parte, por las redes sociales donde los jóvenes votaron por él.

9. Trabajo en equipo (virtual)

“Los gerentes de proyecto (project managers) que quieran contar con un equipo de profesionales se conectarán a Internet, describirán el proyecto y recibirán recomendaciones y sugerencias de personas que podrán encajar en él”.

Cientos de programas permiten ahora gestionar el volumen de trabajo en espacios virtuales, donde la información se gestiona desde la nube. Así que ya es popular el uso de gafas virtuales y la realidad aumentada que llevan la interacción a un escalón más alto, con la posibilidad de manipular objetos en 3D virtuales y que son compartidos por usuarios en diferentes partes del planeta.

10. Economía interactiva

“Las empresas podrán ofrecer trabajos al mejor postor, ya sea un proyecto de construcción, una película o una campaña publicitaria. Esto será de suma eficacia tanto para las compañías que quieran externalizar trabajos que no suelen realizar como para profesionales que buscan nuevos trabajos”.

Ya muchos programas informáticos de empresas se basan en los aspectos sociales de sus usuarios, de forma que puedan contactar a otros profesionales según sus intereses en común para comenzar a trabajar en conjunto. Igualmente, diversas plataformas permiten que una empresa ofrezca un trabajo puntual y que inmediatamente comenzará a generar propuestas de miles de profesionales autónomos, sean diseñadores gráficos, arquitectos o abogados.

Vía: economiadigital.es

Articulos Relacionados