Las 4 lecciones de Jack Dorsey para tener éxito en una empresa innovadora


Jack Dorsey, el creador de dos de las empresas tecnológicas más importantes del mundo: es el cofundador de Twitter, la red social de los 140 caracteres, y co-creador y cofundador de Square, una empresa dedicada a brindar soluciones de cobro para pequeños negocios.

Sin duda que Dorsey supo asumir diversos compromisos en sus empresas para alcanzar la etiqueta de “innovadora”. Y es que “sin compromiso de la dirección, no hay empresa innovadora”.

Lo cierto es que no son muchos los empresarios que han logrado transformar las estructuras de su gestión empresarial para convertir a su organización en una empresa innovadora. Pero, este es el caso del CEO de Twitter. ¿Cómo lo hizo?

1. Empezar a “dibujar” la idea y compartirla

Dorsey creó los primeros diseños de lo que luego sería Twitter en el año 2000, y los puso en una Blackberry. Pocos de sus amigos tenían una así que en sus comienzos nadie la usó. Pero, años más tarde volvería a recuperarlos. También hizo lo mismo con su segundo proyecto, Square, una nueva manera de pagar usando el móvil.

2. Tener suerte

Pero no se trata aquí de “esperarla” sentado, sino de darse cuenta cuándo está ocurriendo alrededor. Es decir, saber reconocer “situaciones” con suerte. Lo que se le prendió el foco en la cabeza de Dorsey fue el especial desarrollo del mercado de SMS en Estados Unidos y las dificultades para ir de un operador a otro. Fue el 2006. Luego, fue de enorme ayuda la influencia de estar en una compañía de comunicación que sólo usaba el audio y música para emitir.

[su_box title=”Artículo Relacionado” box_color=”#000000″]Jack Dorsey y los 10 secretos para el éxito de una start-up[/su_box]

Y finalmente: logró unir la metáfora del tamaño de la comunicación en un mensaje de texto con unos compañeros que trabajaban en una empresa de emisión de contenidos audiovisuales, y que además venían de Blogger. Y para la posteridad quedó el primer tweet compuesto por un humano que publicado cuando Dorsey escribió las palabras “invitando a mis compañeros de trabajo” y pulsó enviar.

3. La importancia de la iteración

Iteración significa el acto de repetir un proceso con la intención de alcanzar una meta deseada, objetivo o resultado. Te mostramos entonces algunos ejemplos de la evolución de Twitter en este sentido. El primero de un caja que preguntaba: “¿Cuál es tu estatus?”, que nadie sabe muy bien cómo responder a “¿qué estás haciendo?”.  Otros casos fueron cosas que inventaron los usuarios: el signo delante del nombre de un usuario; el RT delante de un tuit; el hashtag; la palabra tuit (en inglés “Tweet”).

4. Saber cuándo parar

Empresarios exitosos como Dorsey son capaces de organizar, planificar, dirigir y controlar las actividades de su empresa, además de liderar el proceso dinámico de visión y cambio. Pero, para compenetrarse en este proceso también fue necesario saber cuándo poner una idea ahí afuera y averiguar si funciona o no. El propio Dorsey encontró esto lo más complicado de hacer.

Sobre Pedro O 26896 Artículos
Editor en Jefe de Pymex desde 2014

Artículos Relacionados