Conoce las características de una persona tóxica

Una persona tóxica, lastima, manipula, y aunque puedas entender por qué se comporta así, no tienes por qué aguantar a una persona que te intoxica

Ver artículo completo

Una persona tóxica hace referencia a alguien que afecta directa y negativamente a sus más cercanos debido, a su personalidad egocéntrica como, por ejemplo, el de ser poco empática con relación a lo que piensan los demás.  

Además, adopta una personalidad de menospreciar las ideas de los otros.

  • 1.- Te lastima por tu propio bien

Está habilidad que tienen para endulzarte y amargarte al mismo tiempo. Ellos utilizan el cariño, los favores, para ganarse toda la confianza que sea necesaria. Esa misma confianza que con el tiempo la utilizan como arma letal, para lastimarte.

  • 2.- Hoy eres todo, y mañana no existes

“Hoy te llamo 30 veces al día y la semana que viene desaparezco sin razón”.  Cuando se comienza con un trato de esa manera, llega hasta el punto en donde la persona tóxica nos hace sentir insuficiente en todo.

Es decir, gastamos energía mental en procurar complacer a esa persona, y comprender por qué hoy no nos quiere, si ayer era imposible vivir sin uno.

  • 3.- Te humilla delante de otros

Es normal para este tipo de personas que les guste exponer errores, defectos y destapar situaciones incómodas de los demás con la excusa de que “es broma”.

  • 4.- Te manipula para hacerte sentir culpable

Estas personas son excelentes para crear el entorno perfecto y sembrar conflictos entre todos, y después lavarse las manos. O simplemente empujarte hacer algo que no deseabas pero que te lo vende como lo mejor para ti.

  • 5.- Es celosa y envidiosa

Por lo general este tipo de personas siempre suelen envidiar los logros alcanzados por otros que no sean ellos. A pesar de ello, te felicitará efusivamente, pero al mismo tiempo empezará a menospreciar tu éxito.

Por ejemplo, comenzará a plantar en tu mente ideas negativas respecto a cómo pueden resultar las cosas. Te hará pensar que tal vez no lo hiciste tan bien o que solo fue cosa de suerte. Tratará de “protegerte” del fracaso, mientras te está impulsando a ello.

  • 6.- Siempre será la víctima

A ellos le sucede todo lo malo, nadie los supera en enfermedades, en tristezas. Pero su veneno está en culparte si no le apoyas o le compadeces. Elige siempre momentos clave, como en Navidad o una boda, porque a ellos le gusta arruinar instantes en los que la situación u otras personas son las protagonistas para llevar la atención hacia su conflicto.

  • 7.- Exige que se le aguante su mal humor

Debido a su posición social, o familiar, cree tener el derecho a maltratar, gritar o enfurecerse mientras al resto no le queda más que callarse o hacerse el loco hasta que se le pase. Y de pronto, ya vuelve a estar de buen humor y espera que los demás le traten como si nada hubiera pasado.

Puede que hayas identificado a gente de tu entorno con estos rasgos pero lo más recomendable es alejarte. Con el tiempo, y sobre todo con el espacio mental de estar alejada emocional y físicamente de esa persona tóxica, entenderás mucho de ti. Libérate de la necesidad de competir, entender, controlar o cambiar a nadie. No es tu trabajo, a la única que puedes salvar es a ti.

Artículos Relacionados