El emprendedor debe tener alma de león


Para ser un buen líder y emprendedor exitoso se debe de inspirar, capacitar, motivar y escuchar. Es así como lo ha definido el Coach ejecutivo de origen estadounidense, Ed Descostá. El liderazgo no solo se trata de delegar órdenes ni creer que se tiene toda la autoridad en sus manos.

Ver artículo completo

emprendedor

Para ser un buen líder y emprendedor exitoso se debe de inspirar, capacitar, motivar y escuchar. Es así como lo ha definido el Coach ejecutivo de origen estadounidense, Ed Descostá. El liderazgo no solo se trata de delegar órdenes ni creer que se tiene toda la autoridad en sus manos.

Ed DeCosta, quien es socio de John Maxwell, que es otro experto en temas de liderazgo,ofrece algunas pautas para ser un buen emprendedor, lo cuales mencionamos en los siguientes puntos:

  1. La comunicación: es ideal y necesario comunicarse con las personas para desarrollar la empatía. Asimismo se debe de evitar ser una persona autoritaria.
  2. Conocer las necesidades: para facilitar esta tarea es necesario que se entienda a los colaboradores que se encuentra a nuestro alrededor para así poder ayudarlos.
  3. Motivación: es esencial para poder inspirar a los trabajadores a que se cumpla el objetivo.
  4. El apoyo: hay que tener confianza en el personal, hacerles sabes que el líder estará en todo momento, así ellos podrán hacer mejor el trabajo.
  5. Predicar las acciones: se debe de actuar de la misma forma con la que se quiere que los colaboradores también actúen.

Según Decosta, el líder y emprendedor debe de ser consciente de que sus acciones van a repercutir directamente en el negocio, sean negativas o positivas. Él señala que “Muchas personas se preocupan por lo que hacen y no por lo que se encuentran haciendo”.

Es por ello que el líder debe de preguntarse si está satisfecho con los resultados que ha obtenido hasta el momento y reflexionar sobre si se puede mejorar en la forma que está dirigiendo actualmente sus proyectos.

León con alma de emprendedor

Por otra parte, si tenemos claro nuestras fortalezas, uno estara focalizado donde lo importante también es mantenerla. Es decir, tener esa fuerza y garra para enfrentarse a toda clase de retos.Caso contrario, siempre habrá un competidor, con un tenedor en la mano dispuesto a hacerse u banquete con nosotros. Como le pasó al león de este cuento.

Había un león enamorado de la hija de un labrador y se la pidió en matrimonio. El labrador no podía entregar a su hija a tan fiera salvaje pero tampoco podía negársela por el temor que la fiera le inspiraba. Como el león no paraba de insistirle día tras día y, a riesgo de que se enfadase la fiera, el labrador le dijo que era digno del amor de su hija y que le entregaría a ésta con la condición de que se arrancara las uñas y se cortara los dientes porque eso era lo que atemorizaba a su hija.

El león acepto las condiciones por el inmenso amor puro y auténtico que tenía por ella. Una vez que cumplió lo acordado y cambió su aspecto, el inofensivo león se presentó en la puerta de la casa del labrador, al verle éste tan inofensivo lo hecho de allí a golpes y lo amenazó con matarlo si se volvía a presentar.

Asi que el león aprendió que nunca hay que despojarse de todas tus defensas porque te harán vulnerable ante los que anteriormente te respetaban.

Vía: Elfinancierocr.com

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion