Dile ‘No’ a la envidia y sé más productivo

AFP Habitat
PARA TI, LA MAYOR
RENTABILIDAD
Y MENOR COMISIÓN SOBRE EL SUELDO

Cuando te enteras que una persona de tu área de trabajo ha sido promovido, ¿Qué sientes?, ¿piensas que tú eras el idóneo a esa promoción?, ¿Qué dicha persona no hará bien su nuevo trabajo? Muchas veces podemos saludarlo y felicitarlo, pero por dentro estamos diciendo: “qué suertudo” o “se la lleva fácil”.

Esta es una realidad que se presenta muchas veces, es un sentimiento que aqueja de manera común a los seres humanos: la envidia.

Este sentimiento causa dolor por el éxito de otras personas y alegría por la desgracia del otro. Es difícil de controlar, el chisme ayuda a cultivarla y lo peor de todo es que nunca podemos admitir que la sentimos.

La envidia puede causar terribles daños en todos los ámbitos de tu vida, mucho más en lo laboral.

¿Cómo podemos hacer para lidiar con ella? Pues hay que confrontar sentimientos y reemplazar esta envidia por pensamientos positivos y productivos.

Aquí algunos consejos para evitar que la envidia se instale en tu oficina y colaboradores:

  • Ten un sistema de trabajo que se base en objetivos de evaluación de desempeño. Indicadores concretos te ayudarán a ver qué colaborador merece un aumento, una promoción, etc. de una forma mucho más imparcial. Si tus empleados saben de la existencia de esta medición, se preocuparán y enfocarán más en su trabajo y resultados, dejando de estar pendientes de lo que hizo o dijo su compañero.
  • Tú como cabeza de la empresa debes fomentar el trabajo en equipo y un clima laboral en base a valores y buenos comportamientos. No te decimos que seas como una mamá que va atrás de sus hijos inculcándoles buenos modales, pero sí que sepas ser un buen líder y ejemplo para tus colaboradores. Ellos aprenden de ti.
  • Si algún colaborador hace algo bien, evita enfatizar públicamente esto. Felicítalo de manera personal, no opaques al resto con comentarios públicos.
  • Asigna tareas importantes – especiales a todos tus colaboradores según sus habilidades. Ellos merecen estos retos.
  • Si tu eres uno de esos colaboradores que has sentido envidia alguna vez, concéntrate en tus propias fortalezas y logros, capacítate y desarrolla tus habilidades; serás mucho más valorado de esta manera, en lugar de estar mirando de reojo a tus compañeros.

Vía: Gestión

Articulos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion