Consejos para lidiar con clientes difíciles

¿Quién no ha tenido un momento incomodo e irritable con un cliente que jura tener la razón en todo? Sabemos que si ofreces un servicio, el cliente siempre tiene la prioridad, sin embargo algunas veces aparecen clientes que simplemente no quieren cooperar contigo, por eso aquí te traemos ideas, formas y estrategias de lidiar con estos molestos visitantes de tu negocio.

1.

Escucha atentamente sus pedidos Sabemos que lo más probable es que en esos momentos solo quieras gritarle que se marche de tu negocio, pero esa no es la formal ideal de lidiar con ese problema, pues dejas una…

Ver artículo completo

¿Quién no ha tenido un momento incomodo e irritable con un cliente que jura tener la razón en todo? Sabemos que si ofreces un servicio, el cliente siempre tiene la prioridad, sin embargo algunas veces aparecen clientes que simplemente no quieren cooperar contigo, por eso aquí te traemos ideas, formas y estrategias de lidiar con estos molestos visitantes de tu negocio.

  • 1. Escucha atentamente sus pedidos

Sabemos que lo más probable es que en esos momentos solo quieras gritarle que se marche de tu negocio, pero esa no es la formal ideal de lidiar con ese problema, pues dejas una mala impresión para tus clientes alrededor que te estén viendo.

Así que lo primero que debes hacer es escuchar atentamente, ¿Cuál es su problema?, ¿Por qué ese cliente se encuentra tan irritado? Y finalmente ¿Cómo puedes solucionarlo y calmarlo? Una vez que respondas estas preguntas sabrás como sobrellevar lo que se avecine.

  • 2. Controla la velocidad y tono de tu voz

Es seguro que un cliente insatisfecho empezara a gritar y ser grosero, pero tú como trabajador no puedes rebajarte a ese nivel y complementar el alboroto con más gritos.

En ese momento lo más adecuado es mantenerte calmad@, hablar despacio, con un tono de voz constante y suave, así todos en el lugar se mantendrán en calma y tu cliente entenderá que lo que está haciendo esta fuera de lugar, pues no solucionara nada gritando.

  • 3. Si es demasiado para ti: Ríndete

Debes estar un tanto confundido con este consejo, pero debes recordar que existen personas demasiado tercas para hacerlas entrar en razón solo conversando, así que en los casos más difíciles donde no encuentras más opciones puedes admitir tu ´´error´´ y así el cliente molesto se relajara en cuestión de segundos y empezara a cooperar; esa es tu señal para que controles la situación y la lleves a un arreglo pacífico.

  • 4. No lo tomes como un asunto personal

Recuerda que ese cliente molesto probablemente solo está molesto con el servicio mas no contigo como persona, así que trata de verlo como una queja hacia la empresa y empieza a pensar como tu como trabajador puede lograr convencer a este cliente de que se puede llegar a un acuerdo.

También lee:

 

Articulos Relacionados

Salir de la versión móvil