Infografía: ¿Conoces la falacia del costo hundido? Aquí te la explicamos

También llamada “falacia de las pérdidas imborrables” o “falacia del costo irrecuperable”, un sesgo cognitivo que tenemos todos los seres humanos y que a veces nos hace tomar decisiones que no nos convienen.

Ver artículo completo

La falacia del costo hundido hace referencia a que muchas personas permiten que los costos hundidos influyan en la toma de sus decisiones, cuando realmente las inversiones o gastos realizados tiempo atrás y que no son recuperables no tienen ningún tipo de implicación en el futuro y por lo tanto no deberían considerarse.

A continuación 4 ejemplos con los cuales te puedes familiarizar y que son causa de la falacia de costo hundido:

  • Llevo 2 años estudiando Ingeniería Industrial y no me gusta nada la carrera. Pero ya que comencé, la voy a terminar.
  • Compré ese vestido hace 5 años y sólo me lo he puesto una vez, pero me costó 400 Soles y no pienso venderlo por 40 aunque ya no lo use.
  • Nuestro proyecto no funciona, pero como invertimos 5.000 Soles no podemos abandonar. Hay que poner todavía más dinero para intentar resucitarlo.
  • Me he enterado de que mi novia me estaba  siendo infiel, pero la he perdonado porque llevamos 6 años juntos y no podemos terminar así.

BeHzcHbMflMhq3CDDCXgVHAUXr9EeQYAnLLHHLoT

¿Cómo evitar caer en la falacia de costo hundido?

  • Sé consciente de cómo te afectan los costos hundidos a la hora de tomar una decisión. No vas a cambiar cómo te sientes, pero sí puedes saber cuándo estás siendo irracional y actuar de una mejor manera, aunque tu instinto te diga lo contrario.
  • Busca siempre el lado positivo. Aunque hayas invertido muchos recursos y dinero y ya no puedas recuperarlos, seguro que aprendiste algo valioso en el camino.
  • Pídele su opinión a alguien de confianza que no esté emocionalmente involucrado en la decisión, y que por lo tanto pueda pensar de una manera distinta y racional.

Fuente: viviralmaximo.net
Infografía: pictoline.com

Artículos Relacionados