5 cosas que nos enseñaron en la escuela y que no son verdaderas

Ya es hora de desmentir esas cosas que nos enseñaron nuestros maestros cuando íbamos a la escuela y que ahora como adultos debemos saber la verdad.

Ver artículo completo

Siempre aseguramos que las cosas que nos enseñan en la escuela son verdaderas, aunque a veces no sea cierto. A continuación te presentamos 10 mentiras que ya es hora que superemos.

1. La ballena azul es el ser vivo más grande del planeta:

Si bien es cierto que la ballena azul es el mamífero más grande del planeta, no es tan cierto que también sea el ser vivo más grande del planeta. Existe un hongo llamado Armillaria Ostoyae que es mucho más grande. Este hongo ocupa una superficie de 6 kilómetros cuadrados en el Bosque Nacional Malheur  en Oregon y no existe ser vivo más grande que el en toda la naturaleza.

2. Las cucarachas sobrevivirían a una bomba nuclear:

Dos científicos, Mary H. Ross y D. G Cochran realizaron una investigación donde concluyeron que las cucarachas son capaces de resistir la radiación diez veces más que un ser humano, pero no son inmortales como muchos creen. Igual morirían con una bomba nuclear.

3. El resfriado es la enfermedad más común en el planeta:

La realidad es que las caries son la enfermedad más común en todo el mundo, según estudios de la Universidad de Queen Mary en Londres. Más de 621 millones de niños tienen caries, y más de 2 millones de adultos sufren de la misma enfermedad.

4. George Washington fue el primer presidente de EEUU:

George Washington fue presidente de los Estados Unidos en 1789, pero la independencia de ese país fue en 1776, esto da un periodo de 13 años en los cuales alguien más tuvo que haber gobernado. Peyton Randolph  fue el encargado de esta labor nombrado como primer presidente del Congreso Continental hasta que Washington fue nombrado presidente los EEUU.

5. Las rayas de las cebras son un camuflaje para protegerse de los depredadores:

Si bien no es falsa esta información, investigaciones descubrieron que las cebras utilizan sus rayas para la termorregulación, ya que los pigmentos negros de la piel resisten mejor el sol y los blancos el frío.

Fuente: nalgasylibros.com

Artículos Relacionados