5 Claves para impresionar a tus jefes

Descubre estas 5 claves para impresionar a tu jefe y obtener ese ascenso o promoción que tanto deseas. Continúa leyendo aquí.

Ver artículo completo

Todos queremos destacar, sin embargo, aun cuando parece que estás haciendo todo bien (nunca llegas tarde, rara vez te ausentas por enfermedad, siempre cumples con tu trabajo), los ascensos no llegan.

Si estás trabajando bien, ¿por qué no te lo reconocen? La respuesta es simple: no se consiguen ascensos solo con cumplir con lo que el jefe espera de ti, y es por ello que hoy te traemos 5 maneras o claves que puedes poner en práctica para impresionar a tu jefe y obtener ese puesto que quieres.

5 claves para impresionar a tu jefe

1. Lleva un registro de todo lo que estás trabajando o haciendo.

Esto puede parecer obvio, pero no podemos decirte cuántas veces se le ha asignado una tarea a un empleado y luego de darle seguimiento una semana después se escucha: “Olvidé totalmente hacer eso. Simplemente no lo hice o no lo escribí”.

Como ejecutivo que administra varios departamentos y muchos empleados, eso es lo último que querrías escuchar. Siempre que te reúnas con tu jefe y obtengas una asignación, anótala en tu calendario online con las fechas de vencimiento si es posible, especialmente si hay varias partes. Cuando tu jefe te pide una actualización de estado, siempre está preparado.

Aún mejor, proporciona a tu jefe una actualización de estado antes que se comunique contigo. Los empleados que hacen eso siempre impresionan positivamente a sus empleadores.

2. Se receptivo

No hay nada peor para un gerente que enviarle un correo electrónico a su empleado o dejar un mensaje de voz y no ser respondido. Esta actividad es muy frecuente, con empleados que no se comunican con el tiempo y rapídez con la que se necesita. Como ejecutivo, siempre se debe esforzar por responder a cada una de las comunicaciones que recibas, incluso si es un simple: “Oye, recibí tu mensaje. Te lo devolveré justo después de almuerzo.”

Ser receptivo te hace un miembro del equipo valioso y que además transmite confianza.

3. Trabaja de forma más inteligente, no más difícil

Probablemente has escuchado este cliché antes. Sin embargo, realmente es cierto. No es la cantidad de horas que trabajas lo que le importa a tu jefe, sino la consideración que dedicas a la ejecución de un proyecto.

Incorpora el tiempo de reflexión en tu proyecto. Ese tiempo inicial reducirá las horas de tu tiempo de trabajo más tarde. Y la cantidad de horas que pasas en él no es lo que te lleva a la promoción. El producto final, si es inteligente, es lo que dará paso a tu promoción. 

4. No compartas todo con tu jefe

Estamos tan acostumbrados a saltar a Facebook diciendo: “OMG, tuve el peor día de mi vida” o compartiendo demasiados detalles personales sobre nuestras vidas. Desafortunadamente, muchos empleados comparten demasiado con sus managers y compañeros de trabajo.

Está totalmente bien hablar de tu peculiar pasatiempo. Sin embargo, si tienes mucha resaca, puede que esa no sea la historia para compartir. Establece límites en lo que puedes o no compartir.

Todo el mundo tiene cosas en su vida personal, pero necesitas usar un filtro con tu jefe. Si vas a llegar tarde al trabajo, mantén tu explicación lo más simple posible. Di: “Tuve problemas con el auto esta mañana”, en lugar de explicar cómo no tienes dinero y te quedaste sin gasolina por ejemplo.

Siempre pregúntate esto: ¿Es lo que estoy a punto de compartir algo que querría repetir delante de toda la compañía? si la respuesta es no, entonces no lo menciones.

5. Ser una persona con muchas ideas

Los empleados que más impresionan son aquellos que siempre piensan en el futuro. Aquellos que buscan nuevas formas de expandir los proyectos en los que trabajan.

Esta es una gran manera de ser promovido.  Y en general estas 5 claves te ayudarán a obtener ese puesto que tanto quieres y por el que has luchado. 

Vía: BusinessInsider

Artículos Relacionados