Aprovecha el almuerzo para tener empleados contentos

hora-del-almuerzo

Hay diferentes alternativas para tener contento a un empleado. Desde aumentos de sueldo, capacitaciones, línea de carrera, horas de trabajo flexibles, largas vacaciones, etc., de todo se ha intentado para lograr tal fin. Sin embargo, hay una alternativa menos costosa y que tiene un efecto similar las opciones antes mencionadas. Se trata del almuerzo, ese poderoso aliciente que tenemos para seguir activos durante las últimas horas laborales.

Si eres jefe de un área o el dueño de una empresa, estas recomendaciones te resultarán vitales si es que quieres crear un ambiente de trabajo ideal:

  1. Almuerzos gratis

No se trata de dar almuerzos gratis todos los días a tus colaboradores, porque al final podrías terminar malacostumbrándolos. Pero sí ocasionalmente, por ejemplo, una vez al mes o en cada oportunidad que se hayan cumplido las metas propuestas. Al trabajador se le conquista por el estómago.

  1. Almuerzos en grupo

No dejes que a la una de la tarde, todos se vayan a almorzar por su cuenta. En lugar de ello, plantea a tus colaboradores almorzar juntos. Puedes hacerlo en un restaurante cercano a la oficina o habilitando un espacio para almorzar. La confraternidad y la confianza florecerán inmediatamente.

Otra buena opción es gestionar almuerzos con otras áreas de la empresa. El almuerzo tiene un poder inconmensurable, de hecho, es la principal fuente de amistades dentro de una empresa por encima de las fiestas o reuniones nocturnas. Mientras en las fiestas, las personas tienden a agruparse con la gente de su área, en los almuerzos este comportamiento no se repite, y los empleados suelen entrar en conversación con compañeros que apenas conocen.

  1. Almuerzos diseñados por un empleado

Si la costumbre es salir en grupo a  almorzar, entonces dale la responsabilidad a un empleado de diseñar el menú del almuerzo durante una semana. A la siguiente semana, otro colaborador tomará la posta. Es una forma efectiva de conocernos más al interior de un grupo de trabajo.

  1. Almuerzos o cenas gratis para los que se quedan hasta tarde

Una forma de motivar a los empleados que se quedan a trabajar por encima del horario normal es ofreciéndole un almuerzo o cena gratuita. La popular “chanchita” funciona muy bien en estos casos. El agradecimiento que sentirá el empleado será inigualable, y tendrá la energía necesaria para continuar trabajando hasta la noche.

  1. Café gratis y opciones diferentes de snacks

Compra una cafetera y deja que los empleados hagan libre uso de ella. Que tomen el café que quieran. Después de  todo, está ampliamente comprobado el efecto energético que deja el café sobre el cuerpo y la mente humana. Asimismo, en lugar de las clásicas expendedoras de galletas o dulces, busca opciones más interesantes como nueces, almendras, barras energéticas o, incluso, algunas frutas.

  1. Cumpleaños a la vista

No dejes un cumpleaños sin ser festejado. Toma 15 minutos del tiempo en la oficina para celebrar el cumpleaños de cada integrante de tu equipo, incluso, el del practicante. Una torta, algunos snacks y un poco de vino son básicos para una buena celebración. Así tendrás a los empleados de tu área o empresa felices y motivados.

Vía: Inc.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Artículos Relacionados