Conviértete en el candidato laboral ideal con estos 4 pasos


Verisure Perú
40% descuento
EN TU ALARMA PARA CASA
HASTA EL 31 DE DICIEMBRE

¡Estás pensando en impresionar la próxima vez que presentes tu solicitud laboral en alguna parte? ¡Entonces tienes que conocer estos trucos para ser el candidato ideal!

Si quieres llamar la atención de los empleadores, lo mejor es que te presentes siempre como la mejor y más capacitada opción.

A pesar de que todos siempre queremos hacer esto, son pocos los que conocen como realizarlo efectivamente. Hoy te convertirás en parte de este grupo al revelarte los 4 pasos para ser el candidato laboral ideal.

1.- Demuestra que eres un jugador de equipo

Ninguna gran empresa en la actualidad ha sido construida a través de los esfuerzos de un solo hombre. Por ello, los empleadores verán más valor en ti si demuestras que eres perfectamente capaz de trabajar en equipo.

Para esto, debes contar con habilidades como la comunicación efectiva, la paciencia, la escucha activa y sobre todo, la proactividad.

2.- Prueba que estás comprometido con el empleo

Si tu entrevistador nota que solo quieres el trabajo por el cheque el primero de cada mes, es muy poco probable que lo consigas.

Después de todo, ello implica que no tienes ningún grado de apego con las empresas y que probablemente no estarás dispuesto a dar el 100% en el trabajo.

Para cambiar esta percepción, debes asegurarte de que tu empleador sepa los motivos por los que quieres unirte a la empresa y por qué quieres ser parte de esa y no de ninguna otra.

3.- Demuestra tu responsabilidad

Un detalle que todo candidato ideal debe tener es un fuerte sentido de la responsabilidad. De este modo, los entrevistadores podrán ver en él un empleado prometedor capaz de entregar resultados cuando se le pidan.

4.- Hazte ver como un ente que suma en la empresa

Esto quiere decir que te diferencies y que demuestres por qué deberían elegirte a ti de entre todos los demás. Una buena forma de mostrarlo es que no solo te encargues de terminar con tus labores.

De hecho, podrías involucrarte en el resto de los procesos de la empresa. Un trabajador que es proactivo y aporta nuevas ideas al equipo para optimizar el trabajo también puede conseguirse en un valor agregado para el grupo de trabajo.