Controla tus emociones en el ambiente laboral

Aprende a controlar tus emociones y más aun en el ambiente laboral, cuando ambas cosas se unen, podemos salir muy perjudicados, el trabajo es en la oficina y dedicate a eso por lo que luchaste, sé un gran profesional, las personas buscan eso.

Ver artículo completo

Es recomendable controlar eso que sentimos cuando estamos en el ambiente laboral, por diversas razones no debemos dejar entre ver que nuestro deseo es llevar a cabo ese negocio, o por el contrario que no nos encontramos para nada interesados en ello.

Las personas pueden leernos

Sucede que es muy sencillo para los demás observar y suponer cómo podemos sentirnos con ello, y aún más sencillo si nosotros lo permitimos y somos un libro abierto, esto puede jugar en nuestra contra, o a nuestro favor, lo que se recomienda es permanecer neutral y así evitar un poco que el corazón mande donde no debería.

En el ambiente laboral debemos incorporarnos un chip donde las emociones no sean las protagonistas, hay que manejar todo con astucia y con la cabeza fría, un médico, un abogado, deben alejarse de eso que sienten porque si no su profesión no la podrán ejercer objetivamente ni a cabalidad.

Lo enseña la vida

No se aprende en ninguna academia, la vida es la que nos pone en este tipo de situaciones, nosotros decidimos que hacer, y cómo actuar. Lo más lógico es actuar como un profesional, tristemente allí no tienen lugar las emociones, por esa razón es que debemos no tomarnos las cosas tan personales, a veces cuando lo hacemos de esa manera mostramos nuestra parte humana y erramos en la profesión. Esa es la equivocación más común, pero si lo que se busca es ejercer con los cinco sentidos y enfocados en hacer lo que se debe, entonces no tendrás ningún problema con ello.

Hazte amigo del desapego

Aunque suene cruel, lo mejor para alcanzar el éxito profesional es que el desapego sea tu amigo, debes saber que en los negocios y el trabajo los sentimientos no tienen lugar, la gente va en busca de ayuda, de una persona especializada y si tú le ofreces eso pero te involucras de más no podrás ayudarle.

Deja tus emociones para ti y tu círculo cercano, y deja el trabajo donde debe estar, no lleves más sobrepeso a casa, ya tienes mucho con tu vida personal, encárgate como un profesional y verás que las emociones son fáciles de controlar.

Artículos Relacionados