9 claves para crear tu empresa sin dejar tu trabajo

Aunque parezca que es imposible, se puede comenzar un negocio sin necesidad de abandonar el empleo actual.

Y esto porque tener un negocio propio es el sueño de todo emprendedor, pero muchas veces esto se ve obstaculizado porque no cuentan con el capital suficiente para poner su proyecto en marcha.

Para ello, muchas veces se recurre a un trabajo estable que ofrezca el capital suficiente para comenzar con el nuevo negocio.

Y como no es fácil lograr  compatibilizar ambas labores, crear una empresa y mantener el actual puesto de trabajo, ofrecemos los siguientes tips para realizar ambas actividades con éxito.

Ver artículo completo

Aunque parezca que es imposible, se puede comenzar un negocio sin necesidad de abandonar el empleo actual.

Y esto porque tener un negocio propio es el sueño de todo emprendedor, pero muchas veces esto se ve obstaculizado porque no cuentan con el capital suficiente para poner su proyecto en marcha.

Para ello, muchas veces se recurre a un trabajo estable que ofrezca el capital suficiente para comenzar con el nuevo negocio. Y como no es fácil lograr  compatibilizar ambas labores, crear una empresa y mantener el actual puesto de trabajo, ofrecemos los siguientes tips para realizar ambas actividades con éxito.

1. Dedicar tiempo a planificar

Hay que ver la forma de cómo elaborar un plan de negocios muy completo, pues es la base del éxito de tu nueva empresa. Para ello, se tiene que hacer un presupuesto, proyecciones financieras, un estudio de mercado y una estrategia de ventas.

2. Especializarse en el área de negocios

Otra cosa que hacer es inscribirse en seminarios y asistir a cursos de capacitación en el área de negocios que se desea estudiar. Por ejemplo, se puede dedicar a este tipo de actividades a la salida de la oficina o pedir permiso al jefe, pero proponiendo reponer el tiempo en el que se ausenta.

3. Ahorrar lo más que se pueda

La barrera más grande para comenzar en un negocio propio puede ser la falta de dinero. Para eso, el empleo es la mejor herramienta para reunir ese capital inicial. Aunque parte de las ganancias se invertirá en el negocio, hay que conservar y ahorrar otra parte si surge algún imprevisto.

4. Ser un experto en servicio al cliente

Para lograrlo, el mejor lugar para practicarlo es la empresa en la que se trabaja. Siempre hay que pensar en cuáles son las propias fortalezas y debilidades en ese sentido, para posteriormente mejorarlas.

5. Ser el mejor en el actual empleo

Si se quiere ser el mejor empresario en el futuro, hay que partir por ser el mejor dentro de lo que se trabaja actualmente; es decir, ser una persona integral. Esta capacidad permitirá tener éxito exitoso en todo lo que se proponga.

6. Fijar plazos

También hay que tener claro cuándo las puertas del negocio se abren, pero eso debe suceder cuando uno esté bien preparado para hacerlo. Por eso que al tener una fecha de apertura permite visualizar una meta, medir y programar acciones específicas dentro del proyecto.

7. Ser responsable con las deudas

El exceso de deudas puede afectar el crecimiento de la empresa. Hay que recordar que para llegar al punto de equilibrio hay que ver la forma de cómo mantener las deudas y el dinero bajo control.

8. Confeccionar una base de contactos sólida

Esto ayuda enormemente a conseguir buenos productos a bajos precios y en buenas condiciones.

9. Buscar socios estratégicos y conformar alianzas

Esto permite no estar 100% presente en el negocio y continuar con el trabajo actual sin renunciar. Obviamente se tomará el control de la administración y la toma de decisiones. Y en la medida que crezca el negocio se podrá incorporarse plenamente a él.

Vía: Entrepreneur.com

Articulos Relacionados