5 pasos para desconectarse del trabajo que te llevará al éxito

La tecnología ha ampliado las jornadas laborales como nunca en la historia por lo que buscar momentos de tranquilidad también son claves para el éxito. Entre las consecuencias de no aprender a desconectarse del trabajo están la de tener mal humor, frustración personal, altos niveles de estrés, frustración, agotamiento intelectual,

Ver artículo completo

La tecnología ha ampliado las jornadas laborales como nunca en la historia por lo que buscar momentos de tranquilidad también son claves para el éxito.

Entre las consecuencias de no aprender a desconectarse del trabajo están la de tener mal humor, frustración personal, altos niveles de estrés, frustración, agotamiento intelectual, preocupaciones, soledad hasta incluso molestias físicas.

Por eso se debe entender que el cuerpo humano no es una máquina y se cansa. Entonces, para evitar sufrir las consecuencias de estar “enganchado”permanentemente al trabajo, echa un vistazo a algunas de las actividades que a otros les han permitido disfrutar de las demás cosas que lo rodean y hacerlo hasta en las vacaciones:

1. Desconectarse de cualquier gadget

Cuando la gente está conectada permanentemente a internet, a las redes sociales, al correo electrónico o simplemente estar disponible en el teléfono celular son actualmente, los principales factores que los mantienen siempre conectados a situaciones laborales. Por eso que se debe tratar de apagar el celular, la tablet o la computadora por lo menos un par de horas al día y olvidarse de todo trámite laboral.

2. Otorgarse un premio cada vez que se tenga un logro laboral o personal

El propio emprendedor puede premiarse con su plato favorito o un postre; puede ver su película favorita; puede regalarse un paseo en fin de semana, etc. Pero lo que importa es que durante ese lapso de tiempo de disfrute no haga nada que tenga que ver con la oficina.

3. Hacer ejercicio

Aunque no se tenga la condición física de un atleta, siempre que se puede hay que ejercitarse.  Y es que las actividades deportivas ayudan a liberar el estrés, sin embargo, son de las primeras cosas que se sacrifican cuando el trabajo absorbe al emprendedor. Por eso hay que dedicar al menos 30 minutos de actividad física al día o cada tercer día. Y si no se hace esto, simplemente basta con caminar por 30 minutos.

4. Conversar

Hay que buscar conversaciones con los familiares y amigos. Incluso durante las horas de oficina se puede disfrutar de conversaciones que nada tengan que ver con el trabajo, solamente buscar el momento propicio. Y conversar con los familiares más cercanos es una excelente manera de relajarse y disfrutar un buen rato alejado del trabajo. Seguro el emprendedor se dará cuenta que necesita más tiempo para platicar con alguien y menos tiempo para sus labores.

5. Retomar alguna de las aficiones (hobbies)

Son actividades que recargan de energía y causan enorme alegría. ¿Por qué no volver a patinar, a tocar la guitarra, a pintar, a jugar fútbol, a bailar, etc. La recomendación es que se haga cada día para olvidar las cargas de trabajo.

En fin, son consejos determinantes para que los emprendedores logren soportar el comienzo de todo proyecto o empresa, ya que es en esta etapa cuando se corre el riesgo de conectarse al trabajo las 24 horas del día.

Vía: estrategiaynegocios.net

Sobre Pedro O 28405 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados