¿Sabías que el blockchain fue inventado hace 1,000 años?

¡Increíble! Los arqueólogos encontraron un paralelismo entre unas monedas gigantes talladas en piedra y las criptomonedas.

Con la moda financiera online de las monedas digitales y donde las tecnologías blockchain son empleadas para el registro de sus transacciones digitales, puede que no sean tan revolucionarias.

Por lo menos eso lo trata de explicar el arqueólogo Scott Fitzpatrick de la Universidad de Oregón, en Eugene, quien asegura que hace cientos de años, los locales de la isla de Yap, en la Micronesia Occidental, usaban principios básicos de las criptomonedas para gestionar sus negocios.

Piedras bitcoins

Por eso admite con convicción que las transacciones monetarias en piedra en la isla fueron las precursoras de las tecnologías bitcoin y blockchain. Y lo hizo en la reunión anual de la Sociedad Americana de Arqueología en Washington D.C., donde explicó la conexión entre los discos de piedra tallada, algunos con un peso de media tonelada y con una altura de dos metros, y los tokens cibernéticos que hoy que flotan en el espacio digital.

Entonces, basándose en los estudios de los yacimientos de Yap y de las islas vecinas, Fitzpatrick piensa que antes de su contacto con los europeos en 1783, los habitantes de Yap navegaban alrededor cerca de 400 kilómetros a otras islas de la Micronesia donde habían canteras de piedra caliza abiertas en cuevas. Precisamente, allí los viajeros del mar negociaban con los líderes locales el acceso a los depósitos de caliza, pues los tallistas de Yap emprendían tal viaje para construir discos de piedra en el yacimiento.

Y lo hacían de la siguiente forma: cortaban un agujero en los trozos circulares de roca donde introducían una vara de madera por la abertura levantando la roca, especies de pesadas monedas, llamadas rai, que eran transportadas a Yap en balsas. Y ya en casa se mostraban estas especies “Bitcoins de piedra” a su comunidad en una reunión pública y donde ciertos individuos o clanes se apropiaban de cada disco en particular y donde cada rai tenía valor según su tamaño, la calidad de la piedra y los riesgos que se corrían en la travesía.

De tal modo que la propiedad de un disco de piedra era transferida por ejemplo, como obsequio de boda o como trueque con los alimentos de los residentes de las islas vecinas.

Rai siglo XXI

Hoy, el bitcoin y el blockchain funcionan de manera muy parecida, según indica Fitzpatrick. La criptomoneda se basa en una red de ordenadores descentralizada, lo que suponen nodos repartidos por todo el mundo con copias de todas las transacciones que se han realizado. Precisamente aquí entra en funcionamiento los mineros, personas que forman parte de los nodos que resuelven complejos puzles matemáticos para emitir unidades de moneda.

Así que tales unidades son transportadas y almacenadas de manera segura en el libro de contabilidad público del blockchain. Todos los participantes de la red tienen a su disposición historias completas de transacciones de cada bitcoin que puede intercambiarse por bienes y servicios o ser depositados por los participantes en el sistema digital en cualquier momento.

En fin; los isleños de Yap fueron pioneros en el desarrollo de un sistema público para rastrear e intercambiar rai de manera segura, como el blockchain que hace lo mismo manteniendo historiales digitales y actualizaciones sobre unidades de criptomoneda.

Vía: es.insider.pro

Pedro O
Sobre Pedro O 27392 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados