4 emprendedores te cuentan cómo triunfar en China

¿Es posible emprender en China buscando deficiencias de su mercado? Esa es la idea que proponen estos cuatro casos de éxito.

¿Por qué algunas compañías han logrado destacarse en ese importante mercado asiático? China es una aventura de la que no siempre es fácil salir bien parados.

Normalmente no se puede achacar el fracaso a una única causa, sino que es más bien un conjunto de factores los que al no ser tenidos en cuenta, pueden inclinar la balanza en contra de la empresa “aventurera”.

Y para clarificar este tema de invertir en China, cuatro emprendedores españoles comentan las claves…

Ver artículo completo

¿Es posible emprender en China buscando deficiencias de su mercado? Esa es la idea que proponen estos cuatro casos de éxito.

¿Por qué algunas compañías han logrado destacarse en ese importante mercado asiático?

China es una aventura de la que no siempre es fácil salir bien parados. Normalmente no se puede achacar el fracaso a una única causa, sino que es más bien un conjunto de factores los que al no ser tenidos en cuenta, pueden inclinar la balanza en contra de la empresa “aventurera”.

Y para clarificar este tema de invertir en China, cuatro emprendedores españoles comentan las claves para tener éxito en los negocios en China facilitados por ciertas deficiencias y carencias que existen en sus mercados.

1. PRONUBEN BABY: leche infantil

Se creó para revolver parte de la crisis de seguridad en la alimentación infantil que aún persiste en China. Así que los fundadores de Pronubem Baby en el 2011 empezaron a buscar socios industriales hasta que se hicieron conocidos en una feria que fue todo un éxito.

Y en ella conocimos a otro socio que es una parte importante de la empresa porque vive en China y conoce bien el mercado. Es una clave para estar allí y tener el control de tu marca. Evitar reenvasados o imitaciones”, señala José Ignacio Sainz, uno de sus socios fundadores.

Pero no ha sido fácil porque en China intentan poner barreras a la importación constantemente para favorecer la industria interna. Pero al tener un verdadero problema de seguridad alimentaria, el consumidor quiere productos fabricados en Europa o Estados Unidos.

¿Las claves para sobrevivir a la criba? Sainz señala que se debe cuidar muchísimo la imagen de marca, desde un packaging muy adaptado a los gustos locales, estar en el momento justo, tener constancia y tener claro qué es lo que se quiere.

2. INQ BARNA: aplicaciones de música

Los fundadores de Inqbarna han encontrado su océano azul en China justamente en lo que mejor saben hacer: aplicaciones para el sistema operativo iOS; un mercado que allí está en pañales.

El mercado de las aplicaciones ofrece enormes oportunidades para los desarrolladores de iOS, que es el que más está creciendo. Y es ahí donde los fundadores de Inq Barna intentan encontrar su hueco, tras vender aplicaciones como un afinador de guitarra o una mesa de mezclas para DJ, en todos los mercados internacionales.

Y como explica Nacho Sánchez, uno de sus fundadores, es un suculento mercado en el que no es nada fácil hacerse un hueco, porque las reglas del juego cambian respecto al resto del mundo. Por ejemplo, Google Play, que es el principal canal de distribución de Android, está bloqueado desde 2014.

“Si quieres estar allí, tienes que conocer todas las stores que hay allí; y hay mil. Y no sólo eso, sino que que la mayoría no tienen ni webs traducidas al inglés, con lo cual el proceso de darte de alta para subir tu aplicación ya resulta muy complicado”, advierte.

Por último, este emprendedor asegura que es fundamental contar con un servidor dentro del propio país o cerca, porque el Gobierno lo controla todo y si está fuera es muy posible que las aplicaciones no funcionen o vayan muy lentas.

3. METALCAM.: Software industrial

Metalcam ha encontrado su nicho ofreciendo un servicio (en su caso un software industrial) que da respuesta a la mejora de los procesos productivos, en la que están ahora inmersas las fábricas chinas.

Esta empresa vende su software industrial (Fikus Visualcam) en el mercado chino desde el 2011, cuando se dieron cuenta que China estaba importando tecnología por lo que les pareció un momento bueno para intentar abordar ese mercado.

Y como comenta maría J. Gil, responsable de exportación del negocio, en China están todavía aprendiendo cómo hacer muchas cosas. “Y nuestro producto ayuda a mejorar la producción, automatizar procesos… Se vende bien. Facturamos medio millón de euros y el 25% de esa facturación procede de China”, comenta.

4. CELIA B. : Moda de autor

A pesar que los chinos son consumidores que buscan las firmas de lujo, se pueden crear nuevas marcas desde cero poniendo un componente de autor, como Celia B, la firma creada en el 2015 por la emprendedora Celia Bernardo. Es un negocio hecho en China para el mercado chino.

Ella admite que el producto gusta porque es distinto y nuevo en vista que el mercado chino gusta de las cosas modernas y que sean muy vanguardistas. “Nuestra firma es ropa de diseño fabricada con buenos tejidos y en cantidades pequeñas. Se vende bien porque aquí la gente tiene una capacidad adquisitiva alta y está dispuesta a pagar más dinero por cosas especiales”, comenta finalmente.

Vía: emprendedores.es

Articulos Relacionados