13 estrategias para administrar una empresa y potenciar un negocio exitoso

No se trata de ser un experto en todas las áreas, sino de tener las nociones para edificar un negocio sólido.

Muchas veces los emprendedores toman las decisiones de la forma menos informada por lo que la gestión de su negocio no tiene éxito.

Por eso que hay que tener muy en cuenta que el punto de partida es contar con una excelente gestión, y además ver la forma de internacionalizarlo, teniendo listo todos sus procesos internos.

Así que continuación, ofrecemos algunas estrategias para administrar una empresa y edificar un negocio sólido.

1.

Información Esta es la clave para tener una…

Ver artículo completo

No se trata de ser un experto en todas las áreas, sino de tener las nociones para edificar un negocio sólido.

Muchas veces los emprendedores toman las decisiones de la forma menos informada por lo que la gestión de su negocio no tiene éxito. Por eso que hay que tener muy en cuenta que el punto de partida es contar con una excelente gestión, y además ver la forma de internacionalizarlo, teniendo listo todos sus procesos internos.

Así que continuación, ofrecemos algunas estrategias para administrar una empresa y edificar un negocio sólido.

1. Información

Esta es la clave para tener una gestión excelente. Es decir; estar perfectamente informado y no solamente lo que le viene ocurriendo, sino en todo lo que le pasará en todos sus niveles. Aquí, innovar no es una opción, sino una necesidad. Por eso para conseguirlo hay que estar muy bien informado.

2. Internacionalizar

No se trata de ser un experto en todo, sino de tener las variadas nociones sobre las diversas áreas de la empresa (marketing,  recursos humanos, dirección,  etc.), que permitan identificar problemas y poder dialogar con profesionales y tomar decisiones. 
Por eso hay que focalizarse en el desarrollo internacional y conocer los riesgos a que está sujeto el mercado donde se mueve la empresa.

3. Crear una plantilla internacional

Si los objetivos de la empresa son restringidos a la localidad, región o incluso país, es una estrategia muy poco competitiva. Si bien es cierto que el proceso de internacionalización no es fácil, hay que tener muy en cuenta que cada mercado tiene sus propias peculiaridades que conocer antes de lanzarse a exportar.

4. Contratar por menos a los más listos

Si el presupuesto no llega a tiempo para contratar a una plantilla de expertos profesionales, hay que buscar el talento en otra zona. Aquí, las escuelas son otra opción donde prima un verdadero ambiente receptivo a las ideas, a la responsabilidad y al compromiso.

5. Rodearse de buenos colaboradores freelance

A ninguna empresa le conviene sobredimensionar plantillas, así que si encuentra en la época de vacas gordas, hay que entender que se trata de un espejismo pasajero. Para los negocios estacionales es crítico, ya que es una cuestión de sobrevivir.

6. Hacer lo que tu competencia nunca haría

Si la empresa no tiene competencia, no hay que engañarse: esa situación no va a mantenerse por siempre. Sobre todo si va bien, ya que aparecerán competidores con precios más baratos. Así que la mejor herramienta para tener éxito en esa batalla es el marketing.

7. Buscar a las cuartas, quintas, sextas… naranjas

Hay que encontrar socios cuya experiencia, conocimiento y capacidad de inversión complementen los propios es una alternativa interesante, tanto en sus comienzos como en la etapa de crecimiento. Aquí la clave es la selección de los socios, ya que muchas compañías rentables desaparecen por problemas que surgen entre los mismos.

8. Motivar con flexibilidad y una nómina ‘ad hoc’

Tal vez no se pueda competir en salarios con el resto de las empresas del sector. Sin embargo, el uso de medidas de flexibilidad  (teletrabajo, horarios, vacaciones…) servirán para captar y retener a los mejores empleados. La clave está en un paquete que logre la fidelización.

9. Ponerse en manos de un asesor y olvidarse de la Contabilidad

En la gran mayoría de veces, la clave es el asesoramiento, y cuanto antes se consiga, mejor. No solamente dan apoyo en asesoramiento fiscal y mercantil, sino también pueden ayudar a conseguir créditos a bajo interés. Por eso es importante dejar estos temas en manos expertas para evitar errores que, por desconocimiento se podría cometer.

10. Asegurarse antes de dar el siguiente paso

Ser conservador en las inversiones propias y en las ajenas (entrada de capital externo en la empresa), permite tener un mayor control sobre la empresa y su futuro.

11. Fomentar el boca a oído

El boca a oído es clave para el éxito. Por ejemplo, en un restaurante, la clave es la combinación: precios competitivos, calidad y buena atención para que los clientes potenciales hablen del negocio y lo recomienden en las páginas de Internet.

12. Anticiparse a la demanda

Si se llega antes que nadie al mercado ofrece sus riesgos, como el hecho que nadie entienda la necesidad de comprar el producto o servicio. Sin embargo, cuenta con grandes ventajas: quien ofrece primero da dos veces. Aquí se debe luchar contra el desconocimiento que los clientes pueden pensar acerca de las novedades del negocio.

13. Dar lo mejor por lo mínimo

Si un comprador de objetos decorativos tiene que elegir entre ir a una tienda del centro de la ciudad o comprar el mismo producto en su barrio, con un 50% de descuento y en un comercio con una atención personalizada, ¿cuál elegiría? No solamente es importante la buena relación calidad/precio, sino que existen otros factores que explican el éxito de un negocio.

Vía: emprendedores.es

Articulos Relacionados