10 trucos para iniciar tu startup más rápido

Son muchas las startups creadas y son exitosas, pero tu negocio no logra despegar.

¿Por qué? Gran parte es por el hecho que los emprendedores no saben cómo llevar su empresa del punto A al B, donde A es esa idea “brillante” en la mente del emprendedor y B, es lo que le sigue, en donde el negocio ya está establecido y comienza a hacer dinero.

Hablando de estrategias, una de las mejores formas de construir un negocio es llevar esa idea de la cabeza al mercado lo antes posible, ya que si se tarda, puede costar el éxito.

Sin…

Ver artículo completo

Son muchas las startups creadas y son exitosas, pero tu negocio no logra despegar. ¿Por qué?

Gran parte es por el hecho que los emprendedores no saben cómo llevar su empresa del punto A al B, donde A es esa idea “brillante” en la mente del emprendedor y B, es lo que le sigue, en donde el negocio ya está establecido y comienza a hacer dinero.

Hablando de estrategias, una de las mejores formas de construir un negocio es llevar esa idea de la cabeza al mercado lo antes posible, ya que si se tarda, puede costar el éxito.

Sin duda que comenzar es lo más importante; pero hay que tomarlo con calma y tomar nota de los siguientes consejos para arrancar la startup lo más rápido posible.

1. Solo empezar

Es lo más complicado empezar, que “empezar bien”. Si el propio emprendedor no decide iniciar su negocio, nada va a suceder. Por ello se debe:

• Escribir la primera línea del código.
• Registrar el dominio.
• Hacer el sketch del producto.
• Diseñar el prototipo.

2. Vender lo que sea

Algunos emprendedores saben exactamente qué tienen que vender, pero también hay otros que no tienen la más mínima idea. Así que el consejo clave es: vender lo que sea. Hay que saber que la mayoría de los más grandes emprendedores no están vendiendo nada “nuevo”, pero  lo hacen de diferente manera: por ejemplo las tiendas Walmart ( lo mismo que se puede encontrar en cualquier tienda de la esquina; Starbucks (café) o Berkshire Hathaway (acciones de otras personas).

3. Pedir consejos y después que lo hagan por ti

Cuando se comienza un negocio, definitivamente no se tendrán todas las respuestas. Por ejemplo, se necesitará formar parte de una sociedad, pero ¿cómo saber a cuál pertenecería la empresa? Se aconseja buscar ayuda de expertos para que ofrezcan asesoramiento en cualquier tipo de prácticas, contabilidad, de fabricación, o incluso del diseño del logotipo. Así, que si hay un problema y no se tiene la solución, alguien sí lo sabrá resolver.

4. Optar por empleados “lejanos”

Si se busca el mejor talento, no se podrá encontrarlo en la puerta de al lado. Hay que contratar a los mejores trabajadores remotos para llevar a cabo un buen trabajo.

5. Contratar por proyecto

Volverse un “empleado” trae consigo mucha carga. Esto puede ser una barrera que entorpezca el proceso de la startup, ya que son pocas las personas que se animan a trabajar para un negocio nuevo. Así que en lugar de contratar trabajadores hay que emplear colaboradores para proyectos en específico quienes brindarán sus servicios sin tener que el emprendedor se adhiera a ellos en un mayor plazo.

6. Encontrar un cofundador

Muchos emprendedores no hubieran empezado su negocio sin la ayuda de un cofundador, pues muchas veces se necesita de su inspiración y habilidades.  Y es que los cofundadores pueden ofrecer el talento que hagan falta y que pueden llevar a posicionar el negocio en lugares que jamás se imaginó.

7. Trabajar con alguien que “empuja” al extremo

Una de las razones por las cuales Steve Jobs pudo hacer que Apple sea exitosa fue porque él “empujaba” a la gente. Así lo describió tal enfoque de gestión: “Mi trabajo no es ser amable con las personas, mi labor es hacerlos mejores. Mi rol consiste en unir todas las diferentes partes de la empresa y conseguir los recursos para los proyectos clave”. Así que se puede encontrar las mismas cualidades en un cofundador, en un socio, mentor, empleado o amigo.

8. No enfocarse solo en el dinero

Los emprendedores exitosos recomiendan que no hay que estresarse tanto por los ingresos económicos. Un buen producto o servicio siempre encontrará la manera de hacer dinero. Claro; si solamente se está viendo el dinero, se va a echar a perder la idea.

9. Invertit en marketing

El marketing es de las mejores cosas que le puede pasar a un negocio. Cuando el producto ingresar al mercado se está posicionando justo en frente de las personas que van a comprar. No hay que verlo como una pérdida de tiempo: es de las mejores inversiones que se puede hacer.

10. Conocer a los clientes potenciales

Una startup no existe sola en la mente del emprendedor, pues ésta se encuentra entre los consumidores y clientes potenciales. Por eso la clave es conocer todo de ellos ya que el negocio sobrevivirá con base en esa recepción de servicios. Y siempre recordar: entre más rápido se conozcan a los clientes, más fácil se podrá servirles.

Vía: gestion.pe

Articulos Relacionados