El perfil de los que invierten dinero en criptomonedas

Con el Bitcoin como bandera, las criptomonedas están en boca de muchas personas interesadas en multiplicar sus inversiones de manera acelerada, mucho más que a través de otros métodos tradicionales. El Bitcoin se disparó en un 1400% durante 2017, escalando a US$ 19.500 a cierre de año. No obstante, para

Ver artículo completo

Con el Bitcoin como bandera, las criptomonedas están en boca de muchas personas interesadas en multiplicar sus inversiones de manera acelerada, mucho más que a través de otros métodos tradicionales.

El Bitcoin se disparó en un 1400% durante 2017, escalando a US$ 19.500 a cierre de año. No obstante, para finales de enero del 2018, su precio ronda los US$ 11.000.

Un estudio de la encuestadora online SurveyMonkey, aplicado a 5700 adultos, en conjunto con Global Blockchain Business Council, arrojó que el 60% de estadounidenses ha escuchado hablar de Bitcoin, aunque solo el 5% lo está utilizando.

El 71% son hombres y la mayoría (58%) jóvenes, con edades que oscilan entre los 18 y 34 de edad. Y a diferencia de la población estadounidense en general, alrededor de la mitad son minorías. Hay una esperanza de que el Bitcoin alcance un incremento considerable al cabo de 5 años, aunque 38% de los encuestados lo ven como una burbuja a punto de explotar.

La falta de confianza por los métodos de inversión tradicionales, en conjunto con la oportunidad de retorno, figuran entre la inclinación de los inversionistas por manejar activos criptográficos. Para ellos es atractivo que la regulación gubernamental se mantenga al margen, afirmando que se trata de un modelo de inversión en crecimiento.

Otras criptomonedas

  1. Ethereum: En enero de 2017 el Etherum estaba cotizado en US$ 7.98, mientras que 12 meses después está por encima de los US$1000. El elemento diferenciador de esta criptomoneda es la posibilidad de generar contratos inteligentes, así como un nivel de aplicaciones llamado Dapps. Al cierre del 2017 Etherum tenía una rentabilidad de 8058%, mucho mayor que la de Bitcoin. Es cierto que todos los reflectores apuntan a la criptomoneda más famosa, pero algunos ven con buenos ojos que empresas adopten esta tecnología y formen parte de Etherum Alliance, en pro de la capitalización del mercado a mediano plazo.

 

2. Litecoin: Lento pero seguro, así está siendo el crecimiento de Litecoin, cuyo costo a inicios de 2017 era de US$ 4.33 y tuvo un cierre de US$ 316; aunque para enero del 2018 su valor cayó casi a la mitad. El creador Charlie Lee sentencia que Litecoin es a la plata lo que el Bitcoin es al oro, ampliando que es un concepto de moneda pensado para el uso diario. Para el 2018 es probable que siga su ascenso constante y alcance en el 2020 el valor de US$ 5,000.

3. IOTA: Nacida en junio de 2017, comenzó con un valor de US$ 0.63; creciendo hasta US$ 4.72 a finales de año y cayendo a la mitad en enero de 2018. Hay una perspectiva de crecimiento comparable con la de Etherum y Litecoin. A diferencia de otras criptomonedas, no se vale del blockchain sino de una red, llamado Tangle, que le permite no generar ningún costo de transacción y que sea rápida.

4. Maidsafecoin: A la par de IOTA, no se vale del modelo del blockchange sino de una red independiente llamada Safenet. Comenzó el 2017 con un valor de US$ 0.39 y después de doce meses está en US$. 0.70. Es un crecimiento lento, pero se trata de una moneda que está en fase Alpha 2 y próximo a escalar la fase Alpha 3. Esto quiere decir que no ha sido lanzada. Se estima que su valor al llegar al mercado en 2020 será de US$ como mínimo.

Sobre Fernando G 173 Artículos
Escritor y Comunicador, escribe en Pymex desde el 2016. Le gustan los temas políticos y de emprendimiento de pymes.

Artículos Relacionados