Cómo puedes ganarte la vida bajo un semáforo

A falta de oportunidades, son muchísimos los jóvenes que contrarrestan la “mala racha” que pasan con el ingenio y sin verguenza.


Esa es la razón que diversas principales calles y avenidas de Lima no se quedan sin espectáculo. Jóvenes que dominan pelotas como Ronaldhino, hacen piruetas y malabares como si estuvieran en un circo sumado a la venta de todo tipo de productos, vienen convirtiendo las esquinas de la capital en centro de recreación y asombro, momentáneo quizá, pero ingenioso.


De tal modo que bajo los semáforos, miles de jóvenes viven de presentar espectáculos callejeros que inician y acaban entre un cambio de verde a rojo del semáforo. La dinámica consiste en estar atentos al cambio de luz en el semáforo; al ponerse el amarillo, indica, que se debe estar listo para correr y comenzar la rutina que dura en promedio de 30 a 40 segundos, los siguientes 15, hay que sortear los autos y omnibuses que pueden dar desde 1 sol hasta 5 soles, dependiendo de la gracia y el tipo de espectáculo.

Sólo les basta menos de un minuto, para presenciar un show que empezó para algunos como un hobbie y terminó forjándose como una verdadera disciplina. Así que ofrecemos algunas sugerencias que servirán para emprender un negocio de este tipo.

1. No sentir vergüenza

Se trata de un trabajo honrado y no se debe sentir que se hace algo denigrante ni nada por el estilo. Solamente se está ofreciendo un servicio a los conductores y peatones, que en vez de hacerlos sentir mal, lo agradecerán. Así que tener una actitud positiva ayudará a trabajar de mejor manera. La clave es aparecer con energía; que los vean todos y se sorprendan.

2. Estudiar el mercado

Se pueden vender muchas cosas en la señalización bajo el semáforo, pero si se estudia previamente qué artículos son los que más necesitan los conductores y peatones, se tienen más posibilidades de aumentar las ventas. Esto puede variar dependiendo de la zona donde se encuentres, de las costumbres de la gente, de la temporada, etc.

3. Ser educado

Si la persona es gentil atraerá mucho más que si se trata con desinterés o desdén a los clientes. Además, una persona amable genera más seguridad que una que parece que no se siente a gusto con lo que hace.

4. Encontrar el semáforo ideal

Puede resultar una tarea larga y aburrida. Pero se debe escoger el adecuado semáforo para sus presentaciones. por ejemplo, que sólo haya un sentido de circulación, así es más seguro para ellos y fácil de controlar. Igualmente que hayan pocos peatones o espacio suficiente para no molestarlos. Y si entre el stop de los autos y el paso de peatones hay un espacio vacío, mejor: En este caso no importa que hayan muchos peatones, incluso mejor porque los peatones suelen vitorear, aplaudir y ser generosos. Otro detalle es que tenga 2 o 3 carriles.

4. Tener buena presencia

Si se luce limpio y ordenado, así como los artículos que se exhibe, se logrará que más clientes se muestren interesados en lo que se vende. Además, cuando abran la ventana de su auto esperan encontrarse con alguien así.

5. Hacer demostraciones

Si se va a vender algo que requiere ser probado, hay que hacerlo. Las personas confían más si les demuestras que el producto funciona correctamente en el momento.

Vía: muchosnegociosrentables.com


Artículos Relacionados


Sobre Pedro O 26523 Artículos
Editor en Jefe de Pymex desde 2014