Cómo esta ama de casa gana más de medio millón de dólares al año con su página web

Tiene 33 años, cuenta con cientos de miles de seguidores en su web y sus redes sociales y está ganando mucho dinero. ¿Cómo lo hace? Su fórmula es sencilla: diseñó una web a modo de las de gigantes del textil como H&M o Zara y páginas que venden ropa de

Ver artículo completo

Tiene 33 años, cuenta con cientos de miles de seguidores en su web y sus redes sociales y está ganando mucho dinero. ¿Cómo lo hace?

Su fórmula es sencilla: diseñó una web a modo de las de gigantes del textil como H&M o Zara y páginas que venden ropa de lujo, como Net-a-Porter. Y la apuesta la llevó al éxito. Ya tiene ingresos superiores a US$500,000 al año.

Se llama Flavia Stuttgen, vive en Fulham (Londres) yse ha convertido en una referencia en las compras online, gracias fundamentalmente a su dominio de las redes sociales.

Y es que cientos de miles de personas la siguen cada día, de tal manera que entre sus clientes se encuentren famosas como mujeres de actores o futbolistas o ‘influencers’ del mundo de la moda.

En una entrevista al Daily Mail señaló que su secreto está en que vende réplicas del estilo de las famosas a precios mucho más asequibles, pero sin ser falsificaciones, lo que le ha dado un enorme éxito.

Yo era una adicta a las compras online y me frustraba tener que pedir ropa a sitios de Estados Unidos y Australia, pagar grandes gastos de envío y tener luego dificultades para devolver las prendas que no me quedaban bien“, ha dicho.

Por eso, cuando tenía solo 26 años, se le ocurrió la idea y se decidió a ponerla en práctica. Desde entonces, ‘Spottedonceleb.com’ se ha transformado en uno de los sitios webs más populares de compra de ropa en el Reino Unido.

Y no solamente tiene este exitoso negocio, además su empresa le permite tener una afiatada vida familiar y laboral, ya que no tiene que marcar horarios y su flexibilidad laboral es total.

Claro, en sus inicios no fue nada fácil: su almacén del stock era su propia casa y allí guardaba todo su material. Pero cuando el negocio empezó a funcionar bien, en muchas ocasiones se quedaban sin tallas o sin stock.

Pero Flavia y su socia (que es su mejor amiga) sortearon todas estas dificultades iniciales. “Cuando veo que alguien famoso ha pedido ropa en la web, sé que estamos haciendo bien nuestro trabajo al seleccionar cuidadosamente nuestras marcas y modelos”, relata orgullosa.

Lo cierto es que desde que montó la empresa ha sido madre por segunda vez y asegura que ahora mismo se está centrando en reinvertir en la empresa para seguir creciendo y obtener más beneficios. Y todo gracias a su habilidad en las redes sociales.

Vía: tuotrodiario.hola.com

Artículos Relacionados