Psicología y Coaching ¿es lo mismo?

Si eres uno de los que piensa que ser coach y psicólogo es lo mismo, descubre aquí las diferencias entre ambas ocupaciones. Seguramente ¡te sorprenderás!

Ver artículo completo

Muchas veces escuchamos que los psicólogos y los coach ejercen las mismas funciones, sin embargo, ¿sabemos realmente si eso es cierto? Ambos oficios comparten similitudes, no obstante constituyen diferentes formas de preparación, abordajes y nivel de compromiso. Conoce las discrepancias entre la psicología y el coaching y aprende más sobre estos oficios que nos enseñan cómo hacer frente a la vida.

Psicología, el estudio de la conducta humana

La psicología hace referencia al estudio de la conducta y psique humana. Ser psicólogo conlleva una preparación rigurosa y completa en la que se enseñan todas las posibles formas de abordaje y a su vez, la mayoría de los detalles de la conducta humana. En este sentido, ser psicólogo es sinónimo de años de estudios, investigaciones científicas y sociales, en conclusión, es ser un profesional éticamente preparado bajo los principios de la ciencia y titulado como tal.

Coaching, motivación al día

Ser coach conlleva una preparación menos rigurosa que la de los psicólogos. Incluso, no es una carrera universitaria en sí misma, sino más bien, constituyen cursos en los que se imparten principios de la psicología motivacional, de afrontamiento o el área que de aprendizaje que amerite. Ser coach es asistirte durante todo un proceso de descubrimiento de ti mismo y tus habilidades, para que las explotes y las aproveches en su totalidad.

Diferencias entre psicólogos y coach

Los psicólogos abordan a sus pacientes desde una perspectiva mucho más amplia, consiste en un seguimiento paulatino en el que el trabajo interactivo es fundamental. El psicólogo con base en las necesidades del paciente halla las técnicas de intervención que mejor se ajuste a las mismas y le brinda a la persona las herramientas necesarias para que lo haga por sí mismo.

Los coach abordan a sus grupos de una forma más general, aplicando las técnicas psicológicas aprehendidas y acompañando a sus clientes durante todo el trayecto. Los coach tienen mucha pericia en las habilidades verbales y allí radica su virtud de convencimiento.

Finalmente, puedes observar que los coach y los psicólogos no son lo mismo. Cada uno atiende necesidades diferentes y tienen un nivel de compromiso muy distinto.

Artículos Relacionados