8 pasos para vender tu ropa usada y ganar dinero

Sé sincero contigo mismo, ¿de verdad te pones toda la ropa que hay en tu armario ahora mismo?

Ver artículo completo

La venta de ropa usada es una buena idea de negocio porque aparte de liberar espacio en el armario, se gana dinero inclusive desde la comodidad del hogar.

No se necesitará buscar proveedores ni hacer un presupuesto porque toda la mercancía ya se tiene en el armario al alcance de la mano. Así que el negocio de venta de ropa usada o se segunda mano es una ganancia para todos, no importa la edad que se tenga, por lo que hay ciertos pasos que se debe seguir para tener éxito:

1. Elegir la ropa a vender

Hay que pararse frente al armario y empezar a elegir todas esas cosas que ya no se usan y apartarlas. Se deben buscar las mejores prendas, algunas cosas estarán rotas o habrán perdido el color. Se recomienda buscar en internet cuáles son los artículos usados que más se venden, por ejemplo, las camisetas no se venden tanto porque se pueden conseguir con descuentos en muchas tiendas. Por otro lado, la ropa que se usa por muy poco tiempo, como los atuendos de maternidad, los conjuntos de bebé y los disfraces se venden muy rápido y seguramente la has guardado como nueva en tu armario.

2. Revisar la ropa elegida y lavarla

A nadie le gusta comprar ropa que está sucia: así que una vez que se lo hayas apartado todo, empezar a inspeccionar cada una de las prendas revisando si están manchadas o rotas; en esos casos, es importante lavarlas bien.  Algo muy importante a revisar es si la ropa es de marca, si es original o si es una imitación. La ropa de marcas originales se vende mucho más rápido.

3. Crear una descripción para cada prenda

Se puede hacer una lista, en la que se haga una descripción y colocar un código a cada prenda y las observaciones. Esta descripción primero servirá para organizar mejor todo lo que se tiene. Luego se podrás usar como un inventario en la tienda, y será la guía para a hacer las publicaciones si se decide vender en Internet. En la descripción vas escribir todo lo que los compradores quieren saber sobre la ropa, como la talla, el color, la marca y el tipo de tela.

4. Hacer una búsqueda para poner precio a la ropa

El siguiente paso, es hacer una búsqueda de precios en la web. Hay que entrar en cualquier motor de búsqueda como Google o Yahoo y empezar por buscar el precio en las tiendas minoristas. Luego, buscar precios en páginas de venta que tengan diferentes opciones comparando cuáles son los precios de las mismas prendas usadas y según las condiciones, es decir, si están como nuevas o si tienen algunos detalles.

Si se tiene más tiempo libre se pueden visitar las ferias y mercaditos para que se tenga una mejor idea del tipo de ropa que se vende y de los precios. Aprovechar  de ver cómo funcionan las tiendas, que tipos de estantes usan, de qué manera lo han organizado todo, que tan grande es el espacio, etc. Hay que recordar que cuando se trata de comprar ropa usada, los clientes casi siempre piden descuentos y tratan de negociar con los precios.

[su_box title=”Artículo Relacionado” box_color=”#000000″]Tips para el éxito de una venta de garaje[/su_box]

5. Clasificar las prendas a vender

Este paso para vender ropa usada es hacer grupos por categorías. Esto puede ser para separarlas o para armar cajas, paquetes o conjuntos. Entonces, clasificar la ropa a vender es importante porque ayudará a organizarse mejor y saber cuáles son las cosas que se pueden vender juntas y cuáles por separado. Si se clasifica y se agrupa bien las prendas se podrá pedir un mejor precio por ellas y será más fácil organizarlas en la tienda o en las publicaciones por Internet.

6. Elegir la temporada para su venta 

En este paso hay dos cosas importantes en las que se tiene que pensar, primero la temporada del año y luego lo que está a la moda. No tiene sentido vender un traje de baño en la mitad del invierno, así que se debe comenzar por la ropa de temporada. Esto ayudará a venderla a un mejor precio, y es muy sencillo. Si se está en invierno, empezar por todos los abrigos, y si es verano, sacar primero la ropa de baño.

7. Armar cajas, paquetes o conjuntos con la ropa

A los clientes les encanta comprar cajas llenas de ropa. Y por eso buscarán ofertas, descuentos, combos y paquetes. Entonces usar la clasificación que se hizo para armar estas cajas. Por ejemplo, hacer una caja sólo con ropa de bebé para el invierno. Luego, elegir un precio para cada prenda, y sacar el total que se puede pedir por toda la caja. Si se tienen algunas prendas de marcas mucho más costosas, se recomienda que se las venda por separado. Mientras menos prendas puedan usar los clientes, menos dinero pagarán por la caja. Es decir, si compran una caja con ropa de tallas diferentes, S-M-L, sabrán que no podrán usarla toda, así que pagarán menos.

8. Elegir el lugar donde se van a vender 

Otro cosa importante es saber elegir dónde se va a vender. ¿En una tienda de segunda mano, en un mercadito, o por Internet? Las tres son buenas opciones, pero se tendrán clientes diferentes en cada una de ellas.

La primera opción es vender ropa en una venta de garaje, en una tienda de segunda mano o en un mercadillo popular. Si  se quiere venderlo todo de una vez y sin salir de casa, hacer una venta de garaje, pero para vender rápidamente se tendrán que fijar precios muy bajos. Para ello se recomienda crear un grupo en Facebook o en WhatsApp para invitar a familiares y amigos.

La forma más fácil es ir directamente a una tienda de segunda mano y ofrecer tu ropa, así ellos se encargarán de venderla a los clientes. Pero si se quiere tener más ganancias, empezar por la propia tienda. Esto se puede hacer en un local o en un puesto en un mercadillo popular.

Si has decidido empezar tu propia tienda en un local, lo primero que vas a hacer es comparar los precios, y asegúrate de encontrar un lugar barato para que puedas tener las ganancias que quieres. La presentación también será importante. Aunque todo sea de segunda mano, los clientes quieren sentir la experiencia de comprar, así que organiza bien la ropa en la tienda.

Vía: gananci.com

Artículos Relacionados