¿Qué puedes pagar con la cuenta de detracciones?

El sistema de detracciones es un mecanismo administrativo que coadyuva con la recaudación de determinados tributos y consiste básicamente en la detracción (descuento) que efectúa el comprador o usuario de un bien o servicio afecto al sistema, de un porcentaje del importe a pagar por estas operaciones.

Entonces, luego hay que depositarlo en el Banco de la Nación, en una cuenta corriente a nombre del vendedor o prestador del servicio, el cual, por su parte, utilizará los fondos depositados en su cuenta para efectuar el pago de tributos, multas y pagos a cuenta incluidos sus respectivos intereses y la actualización que se efectúe de dichas deudas tributarias de conformidad con el artículo 33° del Código Tributario, que sean administradas y/o recaudadas por la Sunat.

Hay que recordar que todas las empresas pagan a fin de mes el IGV a la Sunat. Si es que no se efectúa la detracción puede haber una sanción. En caso el adquiriente no haga el depósito, podría ser acreedor a una multa que es de 50% del importe no depositado.

¿Cómo funciona?

Veamos el caso de un proveedor (vende bienes o presta servicios gravados con IGV) que vende harina de pescado a un valor de S/ 20,000. A este monto hay que añadirle el IGV, que sería S/ 3,800 por lo que el precio de venta es de S/ 23,800.

El comprador detrae (descuenta) el porcentaje de detracción fijado para el bien adquirido. Ese monto debe ser depositado en una cuenta que el proveedor ya debe tener abierta en el Banco de la Nación. En el ejemplo, el porcentaje es 4% (S/ 944).

Luego, el comprador entrega al proveedor el saldo a pagar y una copia de la Constancia de Depósito. Por su parte, el proveedor anota en la constancia de depósito de detracción los datos de la factura emitida por el bien o servicio prestado.

Entonces, el proveedor declara el IGV y paga el tributo vía ventanilla o Internet o el comprador declara y paga el IGV y deducirá el crédito fiscal.

El sistema de detracciones se aplica a las siguientes operaciones:

• La venta de bienes muebles gravada con el IGV señalados en el Anexo 1 y 2 de la Resolución de Superintendencia N° 183-2004/Sunat .
• Venta de bien inmueble gravada con el IGV.
• Retiro considerada como venta conforme el inciso a) del artículo 3° de la Ley del IGV.
• Venta de bienes exonerada del IGV cuyo ingreso califica como renta de tercera categoría para efecto del impuesto a la renta.
• Prestaciones de servicios señaladas en el Anexo 3 de la Resolución de Superintendencia N° 183-2004/Sunat.
• Servicio de transporte de bienes por vía terrestre.
• Servicio de transporte público de pasajeros realizado por vía terrestre.
• Operaciones sujetas al IVAP (Impuesto a la Venta de Arroz Pilado).


Artículos Relacionados