¿Qué es un fondo de emergencia?

Primero es necesario saber que un fondo de emergencia es una cuenta bancaria o de ahorros separada que se utiliza para cubrir o compensar el gasto de una situación imprevista.

Ver artículo completo

Primero es necesario saber que un fondo de emergencia es una cuenta bancaria o de ahorros separada que se utiliza para cubrir o compensar el gasto de una situación imprevista.

No debe considerarse un ahorro ni calcularse como parte de un plan de ahorros a largo plazo para la matrícula universitaria, un nuevo automóvil o unas vacaciones. En cambio, este fondo actúa como una red de seguridad, a la que sólo se debe recurrir cuando se producen crisis financieras.

También se tiene que tomar en cuenta la cantidad de dinero que se va a tomar para el fondo, aunque está realmente depende de las circunstancias personales: con qué ingresos cuenta la familia, cuántas personas están a nuestro cargo y qué otras opciones tendríamos para encontrar dinero rápidamente en caso de necesidad.

Algunos expertos aconsejan acumular un fondo de emergencia equivalente a entre tres y seis meses de gastos normales, durante ese periodo.

¿Por qué es tan importante?

Porque teniendo este fondo se puede hacer frente a las emergencias sin alterar el presupuesto mensual. De esta forma, podrá continuar con sus actividades y cubrir sus gastos normales.

Recuerde que las emergencias surgen cuando menos lo espera y exigen soluciones inmediatas. La mejor alternativa es que se anticipe y esté preparado para enfrentarlas, mientras que la parte económica este resuelta, podrá concentrarse en solucionar la crisis de la mejor manera.

[su_box title=”Artículo Relacionado” box_color=”#000000″] ¿Cuál es la diferencia entre un fondo de amortización y un fondo de emergencia?[/su_box]

La clave con el fondo de emergencia es entender que es para eso: meterle mano cada vez que necesitas. La regla más importante es que siempre debes reponerlo.

Algunos consejos para crear un fondo de emergencia

  1. Determinar un porcentaje fijo y considerar ese monto en el presupuesto mensual. Así ya esa cantidad estará apartada.

2. Abrir una cuenta en el banco específica para el fondo de ahorro. Tener el dinero guardado reducirá la tentación de gastarlo en otras cosas y al mismo tiempo, su ahorro estará ganando intereses.

3. Si se presentó una emergencia y utilizó una parte o el total del fondo, es recomendable que incremente el porcentaje que ahorra cada mes. Aunque sea un incremento mínimo, tardará menos tiempo en recuperar lo que tenía.

4. Si sus ingresos se incrementan, aumente a la par el porcentaje que destina al fondo de emergencias.

5. La creación de un fondo de emergencia es sencilla y siempre debe ir adaptada a sus ingresos. Requiere empeño y disciplina, porque deberá resguardar el dinero y no gastarlo en otros fines.

Recuerde que el principal beneficiario será usted y los suyos. El fondo de emergencia debe verse como una inversión más del patrimonio y estar contemplado en las finanzas personales, Ese dinero no debe gastarse, sino que se debe guardar para que esté disponible en cualquier momento. Es muy importante respetarlo.

Vía: finanzaspracticas.com

Artículos Relacionados