¿Qué es la renta de cuarta categoría?

La renta de cuarta categoría es todo ingreso que las personas naturales obtienen como consecuencia del trabajo que ejercen independientemente, de acuerdo a la Suna.

Así, hay que diferenciarlo de los trabajadores dependientes que tienen beneficios sociales, como arquitectos, doctores, camarógrafos, abogados, ingenieros, entre otros.

Cabe anotar que la norma tributaria o la ley de impuesto a la renta divide las rentas en 5 categorías. La cuarta categoría tiene obligaciones que toda persona que recibe ingresos por concepto de renta de cuarta categoría debe cumplir.

Aquí hay dos obligaciones claras: el pago por impuesto a la renta y la emisión de recibo por honorarios. Y para fines de la declaración de impuestos se debe considerar la mensual y la anual, que se presenta entre marzo y abril (aunque se puede avanzar con la declaración desde febrero).

Mensual

En el caso de los pagos mensuales, el trabajador que tiene ingresos de cuarta categoría emite recibo a una empresa por un monto determinado. Y para que la empresa no haga retenciones en estos pagos, el monto a pagar no debe superar los S/ 1,500. Si, por ejemplo, es un pago de S/ 5,000, la empresa debe retener el 8%. Esto lo declara en la planilla electrónica y lo deposita al fisco.

Y en el caso que una persona dentro de la renta de cuarta categoría emite varios recibos y, por cada uno, la empresa ya le ha hecho la retención, la persona no tiene nada que hacer en el mes. Aunque hay límites.

Para este 2018, cada trabajador tiene como límite un tope de S/ 3,026 por cada recibo por honorarios para saber si tiene o no que declarar el impuesto a la renta . Esto se declara a través del formulario 616. Ahí se declara de acuerdo al cronograma que se da en función al último dígito del RUC.

Si la persona emite, por ejemplo, 10 recibos de S/ 1,000 cada uno, en tanto no supera los S/ 1,500, la empresa no retendrá el 8%, que es la tasa del impuesto. Sin embargo, si, como trabajador independiente, se suma todos los recibos del mes, como supera, en este caso, los S/ 3,026, se tiene que declarar en el mes. El impuesto lo paga el contribuyente si es que pasa los S/ 3,026.

Si es que todos los recibos del mes, sin importar el monto, han tenido retención, el trabajador independiente no tiene nada que hacer en el mes. Pero si uno o más recibos no tienen retención, se tiene que sumar el ingreso por todos los recibos.

Anual

Otro aspecto a tomar en consideración es el límite anual. Cuando una persona inicia actividades en 2018 en cuarta categoría y proyecta que no va a recibir ingresos mayores a S/ 36,313, en ese caso, se puede solicitar el formulario virtual 1609 para ejecutar la suspensión de retenciones y pagos a cuenta o declaraciones de pago mensuales. Si no se supera esa suma, es probable que no se tenga que pagar impuesto a la renta al final del año.

En cuanto a las devoluciones, el impuesto a la renta tiene una deducción de 7 UIT (cada una a S/ 4,050 en 2018) o S/ 28,350. Si una persona gana menos de ese monto, no tendrá que pagar impuestos, además, hay una deducción adicional de 3 UIT . Esta segunda deducción corresponde a egresos por arrendamiento de inmuebles, servicios de médicos odontólogos, intereses por créditos hipotecarios, servicios por veterinaria (30% del monto total de egresos en este caso), camarógrafos, entre otros.

Devoluciones

Si quedan retenciones mensuales que superan el monto que se debe declarar, se podría pedir una devolución a la Sunat a través de un depósito en una cuenta bancaria o un cheque. Sin embargo, también se puede solicitar que ese monto excedente se aplique para el siguiente año tributario a manera de saldo a favor del ejercicio anterior.

Pedro O
Sobre Pedro O 27402 Artículos
Editor en Pymex desde 2014

Artículos Relacionados